El técnico neeerlandés del FC Barcelona, Ronald Koeman y el delantero del FC Barcelona, Ansu Fati durante el entrenamiento que realiza la plantilla azulgrana este miércoles. | Enric Fontcuberta

0

El entrenador del Barcelona, Ronald Koeman, sustituyó este ayer miércoles la rueda prensa previa al partido contra el Cádiz por la lectura de un comunicado en el que pidió «tiempo» y «paciencia» para llevar a cabo un proyecto «que se merece ser incondicionalmente respaldado en palabras y hechos».

Koeman compareció en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva Joan Gamper, para leer el comunicado avisando previamente de que no admitiría preguntas.

«El club está conmigo como entrenador en una situación de reconstrucción. Eso significa que nosotros tenemos que reconstruir el equipo de fútbol sin poder hacer grandes inversiones financieras, y eso necesita tiempo», reflexionó.

En este sentido, Koeman apuntó que «los talentos jóvenes de hoy pueden llegar a ser las nuevas estrellas mundiales en un par de años».

«Lo bueno de tener que reconstruir el equipo es que los jugadores jóvenes tendrán oportunidades como en su día las tuvieron Xavi o Iniesta, pero se necesita paciencia», insistió de nuevo. El preparador neerlandés prosiguió con su discurso bañado de realidad: «Tener una buena clasificación en la Liga sería un éxito. El fútbol europeo es una buena escuela para esos grandes talentos y en la Liga de Campeones no se pueden esperar milagros. La derrota ante el Bayern de Múnich (0-3) tiene que ser enfocada desde esta perspectiva».

Por eso, el técnico del Barça, que informó previamente a la plantilla de que iba a leer un comunicado después del entrenamiento de este miércoles, entiende que su proyecto «merece ser incondicionalmente respaldado en palabras y en hechos». «Contamos con vuestro apoyo en estos tiempos difíciles. Nosotros, tanto el equipo técnico como los jugadores, estamos muy, muy contentos con el gran apoyo de los aficionados, como el que tuvimos en casa contra el Granada», concluyó Koeman antes de abandonar la sala de prensa.    Por otra parte Koeman sí habló para una revista de su país en la que señaló la marcha del astro argentino Lionel Messi como uno de los principales problemas del equipo azulgrana en el comienzo de la temporada. «Lionel Messi ocultaba todo. Era muy bueno y ganaba. Por supuesto que tenía buenos jugadores a su alrededor, pero él marcaba la diferencia. Gracias a él todos parecían mejores. Esto no es una crítica, sino una observación», dijo Koeman a la revista Voetbal International.