El jugador argentino Leo Messi se ha emocionado en su comparecencia. | Youtube: Europa Press

48

El jugador argentino Leo Messi ha asegurado que «no» estaba «preparado» para despedirse del FC Barcelona y que estaba «convencido» de que iba a seguir en su «casa», además de reconocer que le hubiese gustado marcharse escuchando «una última ovación» del Camp Nou.

«No sé si voy a poder hablar. Estoy bloqueado. Es muy difícil esto para mí, después de todos estos años. No estaba preparado. El año pasado, cuando se formó todo el lío, estaba preparado, pero este año no. Estaba convencido de que iba a seguir en mi casa», declaró un Messi que no pudo evitar las lágrimas desde el primer minuto.

En este sentido, recalcó que tanto él como su familia siempre sobrepusieron el «bienestar» al dinero. «Queríamos estar en nuestra casa, en Barcelona. Hoy me toca despedirme de esto. Llevo toda la vida aquí, llegué siendo muy chiquito. Después de 21 años, me voy con mi mujer, con tres catalanes-argentinos. No puedo estar más orgulloso. Después de unos años fuera, volveremos a nuestra casa», apuntó.

«Quiero agradecer a todos los compañeros su ayuda. Siempre intenté manejarme con humildad, con respeto, espero que eso sea lo que quede de mí, además de la suerte que tuve de estar aquí. Pasé muchas cosas hermosas, también malas, pero eso me hizo crecer y ser la persona que soy hoy. Di todo por esto club y esta camiseta. Agradezco el cariño de la gente, me hubiese gustado despedirme de esta manera, me hubiese gustado despedirme con la gente en el campo, haber escuchado una última ovación. Me voy de este club sin verlo», dijo. «Ojalá pueda volver en algún momento, aportar en algo para que este club siga siendo el mejor del mundo», afirmó.

Leo Messi no ha podido evitar emocionarse
Leo Messi no ha podido evitar emocionarse.

El pasado jueves, el FC Barcelona anunciaba que el argentino no seguiría ligado al club debido «a obstáculos económicos y estructurales, normativa de LaLiga española».
El Barça explicó que había llegado a un acuerdo con Messi, pero que esas trabas hacen que el jugador abandone el club de toda su vida, donde debutó en el primer equipo en 2004 aunque jugaba desde mucho antes tras su llegada al club en las categorías inferiores.