Oscar Troya da indicaciones a sus futbolistas.

0

Poblense 0

MelillaMelilla 0

Segunda B - Grupo V - Permacencia Segunda RFEF | Jornada 6 | 09/05/2021 12:00 | Final

Óscar Troya mira con esperanza al más inmediato futuro. Su equipo, la UD Poblense, disputa este domingo una final en mayúsculas ante el líder del grupo, el Melilla. Un encuentro donde hay que sumar los tres puntos para mantener viva la llama de la salvación y evitar de esta manera caer a Tercera y clasificarse para militar la próxima temporada en la nueva Segunda División de la RFEF.

El equipo se medirá posteriormente a Villarrobledo y Socuéllamos, pero primero hay que superar al conjunto melillense y en eso visualiza todos sus esfuerzos el técnico del conjunto azulgrana. «Ahora para nosotros solo hay un partido que es el de este domingo. Valoramos lo que tenemos y este partido, además de ser el próximo y el más inmediato, es el que nos va a dar pie a seguir con opciones. Necesitamos la victoria contra el Melilla y no solo por puntos, llevamos dos semanas consecutivas fuera de casa sin ganar y ahora necesitamos sumar de tres para vernos muy cerca de la zona de conseguir el objetivo. Hay que pelearlo con y pelearemos este final de Liga con todas las fuerzas».

El mensaje del entrenador a sus futbolistas es claro esta semana: «Quiero que el equipo tenga tranquilidad, les transmito a los futbolistas confianza y al final esta situación la vamos a sacar nosotros y debemos ser nosotros mismos y no disfrazarnos de algo que no somos. En estos momentos se va a ver el potencial individual y colectivo de la plantilla y les diré que jueguen con eso, con confianza, sin temor y con el convencimiento claro de que vamos a sacar esta situación adelante», manifestó Óscar Troya.


El partido del domingo será ante un Melilla con los deberes bastante avanzados, pero esto nunca se sabe si puede ser un punto a favor o en contra. "Ellos han aprovechado los puntos en la primera vuelta, ese margen de mejora y de ventaja sobre lo demás equipos", reflexionó el entrenador. «En el encuentro de ida estuvimos bien, fuimos muy buenos, generamos más que ellos y les mantuvimos lejos de nuestra portería, pero ese día unos errores puntuales decidieron el encuentro. Veo un partido muy parecido, un equipo que le gusta mantener la estructura atrás con cierta comodidad, tienen buenas individualidades y la disposición de la plantilla está construida para estar más arriba. Allí fuimos mejores que el rival la mayoría de minutos del partido y aquí lo debemos ser también. No nos queda otra que hacer que la balanza caiga de nuestra parte».


La derrota ayer del Atlético de Madrid permite que las distancias se mantengan y por tanto el conjunto azulgrana se encuentra prácticamente a una victoria de agarrar los puestos de salvación. Todo pasa por no fallar en la final de este domingo en el Municipal de sa Pobla. «Hay que pelearlo hasta el final, sabemos que será complicado y tenemos que intentar superar al próximo rival, ir paso a paso y ver las opciones reales que hay. No me imaginaba que el Atlético perdiera ayer y han caído derrotados cero a dos. No sabes nunca qué te tiene reservada esta competición».

Pese a todos los problemas, el Poblense en esta segunda fase ha ido dando pasos hacia adelante mostrando un juego más maduro y sobre todo haciendo mucha cosas bien durante gran parte de los minutos. Ese aspecto es el que redobla la moral del equipo. «La tónica general de todo el año es que hemos ido madurando poco a poco. El equipo ha ido creciendo y también en esta segunda fase todos lo conjuntos ahí metidos luchan por el mismo objetivo. Se iguala el objetivo común. Al final de la primera fase, los dos únicos equipos que luchaban por la permanencia eran el Navalcarnero y el Poblense, el resto iban a por la Primera PRO. Una vez que todos los equipos se han equiparado, compites con más igualdad, pero en el fútbol no basta con hacerlo todo bien porque esto no te garantiza nada», subrayó Troya.

El entrenador indica que el equipo no está más presionado por jugarse la temporada casi a cara o cruz en esta recta final de curso. «Veo al Poblense muy bien y cada semana los futbolistas empiezan de cero y lo hacen con ilusión y responsabilidad y con ganas de gustar. Están muy enteros y además ellos mismos son conscientes de que a final de temporada van a ser mejores futbolistas. En condiciones normales, en un año normal, no estaríamos en descenso y eso es una realidad. Ahora hemos evolucionado y aprendido a título individual y también como club», precisó.


El club ha solicitado que puedan entrar en el Municipal 2.000 aficionados, un factor clave y que supondría un espaldarazo para el equipo en un partido tan importante. «Eso nos ha faltado y esta temporada se merecían todos nuestros aficionados poder disfrutarla y no ha podido ser. Ahora sería muy bonito poder tener el apoyo de estos 2.000 aficionados y que todos los que son socios pudieran entrar. Sería muy especial contar con el apoyo de una afición que nos lleva en volandas cuando puede acudir al campo».