Tras el descanso el conjunto azulgrana salió dispuesto a atar el partido y no dejarse sorprender. | E. Queirolo

0

El Poblense mantiene vivo el sueño de acceder a la Segunda División RFEF tras ganar al Villarrobledo por un contundente 4 a 0. El marcador por parte del conjunto de Oscar Troya se quedó incluso corto porque dispuso de más acercamientos con mucho peligro para poder finiquitar el encuentro con un resultado todavía mucho más abultado.

En la primera parte tardaron las oportunidades en llegar y la primera fue del conjunto visitante. Ndi disparó a bocajarro, pero Imanol respondió con una enorme intervención impidiendo el cero a uno. A partir de ahí el Poblense fue estirando sus líneas y dominando el juego completamente. Fruto de ese dominio llegó el uno a cero gracias a un disparo cruzado de Giaquinto al que no pudo hacer nada Zárraga. Ndi puso la réplica en un chut desviado poco antes del final del primer tiempo.

Tras el descanso el conjunto azulgrana salió dispuesto a atar el partido y no dejarse sorprender. Fue a por todas el once de Troya que a los 47 minutos anotó el segundo. Rubén Jurado transformó un penalti claro sobre Pep Vidal y estableció el dos a cero.

El segundo tanto dejó KO al Villarrobledo que no podía cortar los continuos ataques del Poblense. Alberto Fernández marcó el tercero tras recibir un pase de Dani Benítez en el interior del área. Era el minuto 59 y el encuentro estaba ya sentenciado. Selló el choque Aitor Pons, que durante el encuentro había buscado con insistencia el gol y lo encontró en el 62. Este contundente triunfo mete de lleno al equipo mallorquín en la lucha por evitar el descenso.