Un grupo de jóvenes futbolistas hace piña antes de iniciar un partido. | Futbol Balear

5

Vuelve el deporte base. Tras más de un año sin competiciones, a partir del próximo sábado 24 de abril, todas las competiciones de formación de modalidades colectivas y de contacto podrán retomar su actividad a consecuencia de la mejora de las cifras relativas al coronavirus en Baleares, y especialmente en Mallorca.

La Conselleria d'Afers Socials i Esports del Govern reunió en la tarde de este jueves a las federaciones implicadas para notificarles el acuerdo consensuado con Salut, que será aprobado la próxima semana por el Consell de Govern, para entrar en vigor a partir del citado 24 de abril, cuando los deportistas de edades comprendidas entre los 6 y los 11 años podrán volver a sentir las sensación de competir.

De esta manera, todos los deportistas federados de entre 6 y 11 años de todas las islas (en Menorca ya se podía llevar a cabo), que hasta el momento sí podían entrenar con contacto, podrán iniciar una temporada 2020/21 que tendrá un formato más reducido y, bajo recomendación del propio Govern, no debería extenderse más allá de finales del mes de junio, con la recomendación de jugar un partido o jornada por semana.

La noticia fue recibida con alegría por parte de las diferentes territoriales, que enseguida han activado toda su maquinaria para poder llevar a cabo la tan esperada vuelta del deporte de formación en sus categorías más inferiores en poco más de una semana.

Esta medida supone un paso clave y ansiado por miles de personas vinculadas al deporte base en Baleares, especialmente en Mallorca, donde incluso se desarrollaron plataformas y movimientos para pedir el retorno de las competiciones (SOS Fútbol Base), un hecho que será una realidad desde el 24 de abril próximo, cuando el BOIB publique la orden que regulará esas actividades.

«No se trata de recuperar los partidos no jugados hasta ahora, sino de facilitar la experiencia de competición», explicaba la consellera d'Esports, Fina Santiago, quiem agradeció «el trabajo y la comprensión de todos ellos en un momento tan complejo».

De la misma manera, las federaciones deportivas deberán cumplir con una serie de requisitos que ya cumplimentaron meses atrás, como la puesta en marcha de un protocolo de actuación vinculante para todas las entidades participantes en las competiciones, que fijará las medidas específicas a nivel sanitario a seguir.

También se deberá presentar una declaración responsable por parte de los participantes en las citadas competiciones deportivas, siguiendo las indicaciones fijadas por Esports y Salut. El calendario deportivo debe seguir unas condiciones de flexibilidad y con alternativas de cambio de fechas de los partidos o las pruebas deportivas programadas, fijando medidas para conseguir el distanciamiento físico entre equipos o deportistas de diferentes equipos.

Igualmente, cada club deberá contar con un responsable COVID-19, encargado del cumplimiento de las medidas y protocolos en la instalación, y después de cada competición o prueba deportiva, se deberá adjuntar al acta de la misma un listado del cumplimiento de las diferentes medidas establecidas, firmado por el árbitro o árbitros del mismo y los responsables COVID-19 de cada club implicado.

Igualmente, cada 15 días se revisará la situación sanitaria, bajo el seguimiento de Salut y se fijan, en el caso de las competiciones que implican a los deportistas de 6 a 11 años, las mismas limitaciones de aforo que están en vigor para los menores de edad. Es decir, por cada deportista podrán acceder dos acompañantes, hasta completar un máximo del 30% del aforo del recinto.

La vuelta de las competiciones base en Mallorca, y en consecuencia en todo Baleares, inicia su cuenta atrás hacia ese 24 de abril que los niños y niñas llevan esperando desde hace meses, toda vez que en lo que llevamos de temporada no han podido iniciar su calendario oficial, aunque modalidades como el baloncesto han desarrollado actividades alternativas como el 'Run & Gun'.