Imagen del técnico del Real Mallorca, Vicente Moreno, dando a instrucciones a sus jugadores en Son Bibiloni. | M. À. Cañellas

0

El deporte conoce desde este martes el escenario que se dibuja en el horizonte para retomar la actividad de forma progresiva, aunque todas las fechas y las modificaciones de la situación actual quedan pendientes de la evolución que presente la pandemia del coronavirus. Los primeros parámetros optimistas que se esbozan en los planes de las autoridades sanitarias han propiciado el inicio de una desescalada del confinamiento que habilita la actividad física de forma paulatina.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, explicó este miércoles los parámetros sobre los que se desarrollará la vuelta a una «nueva normalidad», pero tanto los deportistas como los equipos de las Islas que compiten en las principales ligas nacionales se mantienen a la espera de conocer todos los detalles del regreso a los entrenamientos. El anuncio formalizado por el máximo responsable del Ejecutivo establece a grandes rasgos los diferentes escenarios, aunque el Consejo Superior de Deportes (CSD) no ha dado a conocer los detalles y las pautas sanitarias a seguir para recuperar las sesiones preparatorias con la máxima seguridad y garantías.

Protocolo

Los deportistas federados y profesionales tendrán prioridad a la hora de poder realizar de nuevo los entrenamientos a partir de este fin de semana, mientras que los equipos profesionales también pueden regresar a los entrenamientos. No obstante, todos aguardan el protocolo. Cuando se trata de modalidades individuales será un primer paso para los que puedan volver a su planificación al aire libre en solitario, aunque muchos también seguirán sujetos a la necesidad de disponer de una instalación, cuyo acceso también queda pendiente de estar regulado por las instituciones.

Real Mallorca

Mientras el Real Mallorca está a la expectativa de los planes que establezca LaLiga, el Atlètic Baleares, el Palma Futsal o el B the travel brand Mallorca Palma, entre otros, aguardan la hoja de ruta del CSD para dar moldear su forma de encarar el desenlace de la competición, que en muchos casos también puede alterar su agenda a lo largo de los próximos días ajustándose a las nuevas medidas. No en vano las especificaciones del Gobierno contemplan la actividad para las ligas consideradas profesionales, lo que en buena medida se ajusta a las posibilidades tanto del fútbol de Primera y Segunda División como de la Liga Endesa de baloncesto.

FASE CERO

Hasta el 10 de mayo

Los jugadores de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank podrán regresar a los entrenamientos «de forma individual» a partir del próximo 4 de mayo dentro del plan de desescalada del Gobierno por la crisis sanitaria de la COVID-19, según el anuncio de Pedro Sánchez, tras el Consejo de Ministros. Este primer escenario incluye el entrenamiento individual de profesionales y federados y el considerado «entrenamiento básico en las ligas profesionales», lo que supone un regreso al trabajo sin poder realizar ejercicios en grupo y probablemente establecer turnos en las plantillas. En la Premier League algunos equipos como el Arsenal ya han iniciado este tipo de trabajo permitiendo que unos pocos jugadores se ejerciten sobre el césped respetando las medidas de distanciamiento.

A partir del 2 de mayo se permiten también las salidas de adultos para hacer deporte con precauciones. En cualquier caso, el propio Pedro Sánchez y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ya han alertado de la importancia de asumir el nuevo escenario y dejar atrás las prácticas consideradas habituales. «Si queremos hacer deporte, si antes corríamos con un grupo de amigos, lo tendremos que hacer solos. Si queremos coger la bicicleta, la tendremos que coger solos», avisó el presidente.

«Creo que sí se debe ampliar, por varias razones. Una cosa es pasear (...) y otra es hacer deporte. El esfuerzo genera respiraciones más potentes, exalaciones más potentes, sudor, una serie de variables que pueden generar riesgo», afirmó Fernando Simón en su comparecencia matinal. Para el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, lo importante sera «la implementación de la norma». «Un metro y medio puede ser lógico, pero si uno hace deporte en el que hay un movimiento importante, ciclismo, correr aunque sea no muy rápido, estas distancias van a acabar no manteniéndose. Por tanto», añadió, «considero que sí es bueno garantizar que, si se propone deporte individual, quede claro cuando se observe a un deportista que lo está haciendo individualmente».

FASE 1

Noticias relacionadas

Del 11 al 24 de mayo

Si bien todas las fechas son aproximadas y sujetas a la evolución de la pandemia, la principal novedad en el siguiente escenario de reapertura de la actividad pasa por los Centros de Alto Rendimiento, que podrán reabrirse. Estas instalaciones reservadas para deportistas de élite estarán en disposición de ir recobrando su labor «con medidas de higiene y protección reforzadas y si es posible por turnos» que se prevé que establezca sobre el papel el CSD.

En lo que hace referencia a la progresión del trabajo en las ligas profesionales se permitirá el «entrenamiento medio». Ese entrenamiento medio, del que todavía no hay detalles concretos y que a última hora de ayer seguían analizando los responsables médicos de las clubes y sus patronales, podría referirse a sesiones en pequeños grupos, como preveía el protocolo marcado por LaLiga, que también detallaba un período aproximado de unos 15 días de trabajo para los futbolistas antes de retomar la competición con la seguridad garantizada tanto para los jugadores como para los técnicos y los empleados.

FASE 2

Del 25 de mayo al 7 de junio

El 1 de junio es la fecha señalada en rojo para que los equipos puedan volver a entrenar en grupo. Será lo más parecido a la preparación que conocíamos antes de que la pandemia del coronavirus paralizara toda la actividad. Eso sí, el trabajo estará mediatizado por las normas que establezca el protocolo. En esta fase se prevé la reanudación de la caza y la pesca deportiva. El Gobierno detalló en el apartado cultural los espectáculos al aire libre con un máximo de 400 personas sentadas y de 50 para los que se desarrollen bajo techo sin determinar si se puede trasladar al ámbito deportivo, donde las eventos a puerta cerrada se presumen como la línea a seguir.

FASE 3

Del 8 al 21 de junio

Siempre que los datos para la esperanza se prolonguen y no se produzcan retrocesos negativos se podrían llegar a abrir las primeras vías para jugar partidos en algunas competiciones al eliminarse la prohibición de salir de la provincia entrado el mes de junio. Al desarrollarse el plan a diferente ritmo en función de las particularidad de cada región se podría ver condicionado este calendario que en el caso de Balears invita al optimismo teniendo en cuenta que la situación en el arhicipiélago no es tan crítica como en algunas comunidades más afectadas por la pandemia.

Cincuenta días sin fútbol de élite

El último partido oficial que se disputó en España antes del inicio de la crisis generada por el coronavirus fue un Eibar-Real Sociedad aplazado.

Se jugó el 10 de marzo con resultado de 1-2 para el cuadro donostiarra. Desde entonces, han pasado exactamente 50 días sin partidos.

Salvo un rebrote o un retroceso negativo en las expectativas de la contención de la pandemia del coronavirus, o bien el viernes 5 o bien el viernes 12 de junio está previsto el primer partido de la jornada 28 del Campeonato de Liga en Primera División.