Un ertzaina fallece durante los enfrentamientos que se han producido cerca del estadio de San Mamés antes del partido de la Liga Europa entre el Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú. | Efe - Luis Tejido

14

El secretario general del sindicato ERNE, Roberto Seijó, ha considerado este viernes que el fallecimiento este jueves de un agente por una parada cardiorrespiratoria en el operativo de seguridad con motivo del partido del Athletic de Bilbao contra el Spartak de Moscú, fue «una muerte violenta».

«La muerte de nuestro compañero no se produce en un sillón, ni en una butaca, sino como consecuencia de esos incidentes», y por ello ha considerado que se trata de una muerte violenta, ha reflexionado el portavoz del sindicato mayoritario de la Ertzaintza en declaraciones a varias emisoras de radio.

Hubo una muerte «como consecuencia de unos incidentes que se están produciendo» después de que agentes de la Ertzaintza «sufrieran agresiones horas antes del partido» de San Mamés, ha indicado.

Por ello, ha opinado que el departamento de Seguridad y la Fiscalía deberían actuar sobre los responsables de lo ocurrido por su vinculación con el fallecimiento de su compañero, Inocencio Alonso García, de 51 años.

Noticias relacionadas

El sindicato mayoritario de la Ertzaintza ha constatado que se registraron enfrentamientos «entre diferentes grupos radicales», así como hay imágenes que evidencian que hubo ataques a los agentes con material pirotécnico.