El Alavés amarga la fiesta a un Leganés sin pegada

| Leganés, España |

Valorar:

Leganés 1 - 1 Alavés

Leganés: Queco Piña; Rubén Peña, Santamaría, Postigo (Carlos, m.78), Luis Ruiz; Eizmendi, Diamanka, Alberto Martín, Álvaro; Fran Moreno (Sergio Prendes, m.85); y Carlos Álvarez (Borja Lázaro, m.74).

Alavés: Manu Fernández; Galán, Laguardia, Migue, Raúl García; Manu García; Sangalli, Sergio Llamas (Ion Vélez, m.46), Juanma (Unai Medina, m.72); Tejera (Einar, m.77) y Barreiro.

Goles: 1-0, m.7: Alberto Martín; 1-1, m.69. Barreiro.

Árbitro: Areces Franco (comité asturiano). Amonestó a Fran Moreno (m.56), Postigo (66) y Santamaría (78) del Leganés; y a Sergio Llamas (m.38), Galán (55), Laguardia (60) y Tejera (64), del Alavés. Expulsó por doble amarilla a Galán (m.59).

Leganés y Alavés firmaron tablas (1-1) en un duelo que dominaron los locales, tanto en el marcador con un tempranero gol de Alberto Martín como en el juego con numerosas ocasiones, pero que el cuadro vasco, con un hombre menos por expulsión de Galán, logró empatar con un tanto de Barreiro tras un fallo defensivo de los madrileños.

Diez años, dos meses y cinco días después de jugar por última vez en Segunda, un lejano 19 de junio de 2004, el Leganés volvió a saborear hoy la sensación de competir en la División de Plata del fútbol español ante un histórico como el Alavés, que la pasada campaña logró la salvación en la última jornada de campeonato.

El equipo madrileño, que este año ha batido su récord histórico de abonados con más de tres mil, salió al césped mucho más entregado que su rival y a los siete minutos se adelantó en el marcador con un tanto de Alberto Martín, que fusiló desde el corazón del área a Manu Fernández, tras recibir un balón desde el costado derecho de Raúl García.

El gol encajado hizo mucho daño al Alavés, que jugó toda la primera parte a merced del ritmo que marcaron los locales y se mostró con pocos recursos para trenzar alguna jugada de peligro en ataque, puesto que su máxima referencia arriba, Manu Barreiro, estuvo demasiado desasistido y el único disparo a puerta que ofrecieron fue uno lejano de Sangalli, a los 33 minutos.

La superioridad que demostró en el juego el Leganés le sirvió para acercarse con mucho peligro a la portería del Alavés en dos ocasiones antes del descanso. La primera en un mano a mano de Carlos Álvarez que desbarató Manu Fernández y la segunda un tiro cruzado de Alain Eizmendi, desde la izquierda, que se marchó desviado.

En la segunda parte, el partido siguió por los mismos derroteros que la primera, con un Leganés llevando la iniciativa y creando mucho peligro, sobre todo por la banda derecha comandada por el lateral Rubén Peña y el extremo Álvaro García.

Uno de los más destacados del encuentro fue el centrocampista senegalés Pape Maly Diamanka, que, aparte de organizar al equipo pepinero desde la medular, se inventó un par de acciones de filigrana que levantaron al público de las gradas.

A los 59 minutos, el Alavés se quedó con un hombre menos por la expulsión del lateral derecho Ernesto Galán. Esa circunstancia propició aún mayor dominio del Leganés, pero cuando parecía que el segundo gol de los locales estaba al caer, Juanma sacó un córner desde la derecha para el conjunto vasco y un fallo en cadena al defenderlo sirvió para que Barreiro, en un rechace, lograse la igualada.

El Leganés lo intentó hasta el final asediando a la portería visitante, pero fue incapaz de materializar tres ocasiones consecutivas muy claras de Borja Lázaro, Eizmendi y Diamanka, la última de ellas en el descuento.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.