El Barcelona B da una lección de fútbol en Zaragoza

| Zaragoza, España |

Valorar:

Zaragoza 0 - 2 Barcelona B

Real Zaragoza: Leo Franco; Cortés (Fernández, min.22), Alvaro, Laguardia, Rico; Paglialunga, Acevedo, Luis García (Víctor Rodríguez, min.46), Barkero (Javi Alamo, min.60); Montañés y Roger.

F.C. Barcelona B: Masip; Patric, Sergi Gómez, Bagnack, Planas; Samper; Adama (Grimaldo, min.90), Bedia (Babunski, min.86), Espinosa, Denis Suárez; y Dongou (Sandro, min.64).

Goles: 0-1. min.6: Denis Suárez; 0-2. min.60: Adama.

El Barcelona B dio este domingo una lección de fútbol al Real Zaragoza (0-2) en un partido en el que el conjunto catalán fue muy superior a su anfitrión, que tuvo que asistir como un convidado de piedra a un auténtico baño en el que la prodigiosa actuación de Leo Franco impidió que sufriera una goleada.

El equipo barcelonés fue, de largo, el mejor que ha visitado La Romareda esta temporada, a años luz de cualquier otro, y jugó un fútbol de gran calidad, especialmente en la primera parte.

Con la derrota, el Real Zaragoza da un paso atrás en su lucha por meterse en los puestos de ascenso directo, mientras que al Barcelona B el triunfo le sirve para alejarse de la zona de descenso.

La primera parte pudo haber terminado con un marcador de escándalo si no hubiera sido por el guardameta del equipo aragonés, Leo Franco, que salvó hasta seis oportunidades de jugadas que eran prácticamente un mano a mano con los jugadores barcelonistas.

El conjunto de Eusebio Sacristán marcó pronto, en el minuto 6, gracias a un gran gol de Denis Suárez tras un centro de Adama, que fue el jugador más incisivo de su equipo en el primer periodo.

Por su banda llegó el mayor peligro del Barcelona B hasta que el técnico zaragocista, Paco Herrera, cambió el dibujo táctico.

La banda de Adama estuvo más controlada, pero el peligro siguió acechando la portería local una y otra vez y sólo la gran actuación del meta argentino evitó un marcador de escándalo.

El conjunto maño solo tuvo una clara opción de marcar, por medio de Montañés, poco después del gol visitante, pero el meta del filial barcelonista, Masip, salvó a su equipo del empate.

Tras el descanso, los barcelonistas no dominaron con la misma claridad el partido ni tuvieron el aluvión de oportunidades del primer periodo, pero sí fueron más efectivos y, por ello, fue suficiente un gol de Adama al cuarto de hora para dejar prácticamente sentenciada la contienda.

El conjunto de Paco Herrera se acercó más por los dominios de Masip, pero le faltó precisión.

Víctor Rodríguez y Montañés, con sendos remates en los minutos 62 y 82, tuvieron la opción de acortar distancias, pero Masip, como hizo Leo Franco en la primera parte, evitó el gol y la posibilidad de que su rival pensara en un marcador mejor.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.