El Girona asalta Anduva

| Miranda de Ebro, Burgos |

Valorar:

Mirandés 1 - 2 Girona

CD Mirandés: Dani Jiménez; Malón, Caneda, Gaspar (Docal, min.60), Ríos; Nagore, Iván Agustín; Mújika (Iriome, min.73), Muñiz (Igor Martínez, min.56), Pablo Infante; Díaz de Cerio.

Girona CF: Becerra; Ramalho, Chus Herrero, Migue, David García; Eloi, Timor; Juanlu (Gerard, min.62), Jandro (Chando, min.75), Junca; Felipe (Matamala, min.85).

Goles: 0-1, min.11: Eloi; 0-2, min.32: Felipe; 1-2, min.65: Caneda.

Árbitro: Bicandi Garrido (Colegio Vasco), mostró tarjeta amarilla a los jugadores locales Nagore, Caneda, Gaspar y Malón y a los visitantes Migue, David García y Gerard.

El Girona sumó este domingo tres importantes puntos tras vencer por 1-2 al Mirandés en Anduva, en un partido muy disputado que los hombres de Ricardo Rodríguez pudieron cerrar en el primer tiempo.

El encuentro comenzó con alternativas para ambos conjuntos, pero sería el Girona el primero en golpear con un gran gol de Eloi, que en el minuto 12 aprovechó una falta al borde del área para poner el balón en la escuadra, lejos del alcance de Jiménez, y poner el 0-1 en el marcador.

El gol le dio alas al conjunto de Ricardo Rodríguez, que adelantó su línea de presión, dificultando la salida del balón del Mirandés y generando mayores dudas en la zaga local.

De hecho, fueron los desajustes defensivos de ambos equipos los que propiciaron las mejores ocasiones de la primera parte, como las protagonizadas por Juanlu, que perdonó en dos ocasiones cuando lo tenía todo a su favor para hacer el 0-2.

El Mirandés también contó con ocasiones para empatar, pero ni Mújika ni Iván Agustín consiguieron batir a Becerra y el conjunto burgalés empezó a dar signos de desconexión entre sus líneas, circunstancia que aprovechó el Girona para disfrutar de sus mejores minutos y aumentar su ventaja.

En el minuto 32, Felipe recibió libre de marca un pase horizontal de Eloi y desde el borde del área batió a Dani Jiménez con un gran disparo ajustado al palo derecho.

Con el 0-2 en el marcador, el Mirandés fue incapaz de reencontrarse con su juego y aparecieron los primeros silbidos en Anduva, que vivió con tensión los últimos minutos de la primera parte.

Tras el paso por vestuarios, el conjunto local quiso dar un paso al frente y empezó a acercarse con cierto peligro a la portería del Girona.

Primero lo intentó Pablo desde fuera del área con un gran disparo que Becerra envió a córner y dos minutos después Muñiz remató al larguero tras recibir un pase de Mújika en el punto de penalti.

A pesar de sufrir en cada contragolpe del Girona, el mayor ímpetu del Mirandés se vio recompensado en el minuto 65 cuando Caneda batió a Becerra tras rematar con la ayuda de Migue una falta botada por Pablo.

A partir de ese momento, aparecieron las dudas en el conjunto de Ricardo Rodríguez, que vio que el partido no estaba ni mucho menos cerrado mientras el Mirandés seguía intentándolo.

Aun así, y a pesar de contar con varias ocasiones para igualar el encuentro, el conjunto local no consiguió mover de nuevo el marcador y el Girona se llevó los tres puntos de Anduva.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.