0

Mirandés 1- 3 Alavés

Mirandés: Dani Jiménez; Malón (Barahona, m. 78, Barahona), Gaspar, Ríos (Muneta, m. 59); Corral, Agustín; Goiria, Galarreta, Pablo Infante, Iriome (Koikili, m. 32); Díaz de Cerio.

Alavés: Goitia; Óscar Rubio, Ortiz, Mora (Jarosik, m. 34), Manu García; Jaume, Beobide, Toti; Guzmán, Quiroga (Emilio m. 70 Quiroga), Ion Vélez.

Goles: 0-1, m. 1: Álex Ortiz; 1-1, m. 21: Díaz de Cerio. 1-2, m. 28: Viguera. 1-3, m. 34: Quiroga. 2-3, m. 86: Goiria.

Árbitro: Latre (Comite Aragonés). Amonestó a los locales Gaspar, Pablo y a los visitantes Ortiz, Toti y Beobide. Expulsó en el minuto 92 al visitante Beobide por doble tarjeta amarilla.

El Alavés logró sus tres primeros puntos a domicilio en la Liga Adelante en un partido donde impuso su efectividad en el primer tiempo en la visita al Mirandés, 2-3.

Los vitorianos suman tres puntos que les permiten asentarse en la zona media de la tabla, mientras los burgaleses encajaron su segunda derrota en Anduva ante un Mirandés negado ataque y con carencias ante la llegada a la portería vitoriana.

Los de Natxo González llegaron necesitados a Anduva a la hora de buscar su primer triunfo lejos de Mendizorrotza y lograron su objetivo con un partido pleno de efectividad cada vez que se plantaron ante la meta burgalesa y que resolvieron con los tantos de Álex Ortiz, Viguera y Quiroga, mientras los locales intentaron aguantar la igualada con el gol de Díaz de Cerio.

Se le puso de cara el duelo antes del primer minuto al Alavés al rematar Álex Ortiz un saque de esquina cuando los dos equipos aún no estaban asentados en el césped.

Llegó la igualada antes de la media hora por medio de Díaz de Cerio, aunque la efectividad del Alavés le llevó a alcanzar el intermedio con una clara ventaja gracias al acierto de Toti y Quiroga.

Estuvo más acertado de cara al gol el equipo vitoriano en un final del primer tiempo demoledor en ataque cuando puso de por medio la ventaja definitiva con los dos tantos de Viguera y Quiroga que ya no pudo superar el voluntarioso equipo de Gonzalo Arconada.

El segundo tiempo fue de dominio burgalés ante un conjunto vitoriano que se limitó a tratar de contener y limitar las acometidas de un Alavés que bastante tuvo con amarrar los tres puntos para pelear por salir de la zona baja.

Tuvo ocasión de sentenciar el equipo visitante, pero la falta de puntería le privó de disfrutar de un plácido final de partido aunque fue el tanto de Goiria, a falta de cuatro minutos, el que llevó la emoción al marcador, aunque los vitorianos se limitaron a despejar balones y tratar de asegurar un triunfo que con tres puntos le asienta en la zona tranquila de la tabla.