0

José Mourinho reconoció que no escuchó las palabras que hoy pronunció su presidente, Florentino Pérez, en las que defendió públicamente al técnico portugués, y aseguró que «el discurso del rey Florentino puede ser importante para el futuro».

«Tengo que leer y escucharlo porque no lo hice al estar concentrado con el equipo. En día de partido no quiero periódicos ni webs. Me han dicho que después de la película 'El discurso del Rey' tenemos uno del rey Florentino. Si es en la dirección que me han explicado puede ser importante para el futuro del Real Madrid».

«Un gran club necesita de un gran entrenador pero los grandes entrenadores solo lo son si tienen un gran club detrás. Eso es sagrado, tener al presidente como máximo responsable del club apoyando es importante para mí. Quien no siente no es hijo de buena gente y si a lo largo de la temporada pasan cosas y tú no las sientes no eres hijo de buena gente. Si estamos juntos, sentimos dificultades, problemas e injusticias, seremos más fuertes», manifestó en rueda de prensa.

Realizó Mourinho un balance positivo del partido ante el Hércules (2-0), en el que reservó a jugadores importantes para jugar el miércoles el decisivo encuentro de Liga de Campeones ante el Olympique de Lyon.

«Estoy feliz del trabajo que han hecho juntos Benzema y Adebayor, dan una forma diferente al equipo, otra filosofía sin Cristiano. El equipo es diferente, colectivamente trabaja muy bien. Benzema marca buenos goles y Adebayor trabaja duro para el equipo», analizó.

«Estoy contento con el partido tras un primer tiempo que no me gustó mucho. Los partidos de antes y después de un encuentro en el que te juegas la vida son complicados. Entras poco concentrado y con miedo de lesiones. Hablamos al descanso y mejoramos. No era un partido para jugar muchísimo ni ganar muy amplio. Ganamos con tranquilidad», manifestó.

Demostró el técnico madridista que por su cabeza solo pasa eliminar al Lyon. «Cada partido que no ganas es un golpe fuerte pero a lo largo de la carrera de entrenador sufres muchos y alguna vez tienes que ser eliminado de Champions».

«Mi creencia es que pasaremos ante un adversario complicado. El mejor ganará y el peor será eliminado. Tenemos que estar a tope porque el Lyon es un equipo muy bueno, con una experiencia y tradición en Champions que les puede ayudar», agregó.

En una consigna del vestuario, Mourinho fue el primer en pedir el apoyo de la afición madridista el próximo miércoles. «La cuestión es si jugamos con once o con doce. Con la gente del Bernabéu sería más fácil. Deben decidir si quiere jugar o ver el partido. Si quieren jugar seremos mucho más fuertes».

Por último, aseguró que aún queda mucho para sentirse igual de querido que en el Inter de Milán. «Falta muchísimo para llegar a lo del Inter. Se llega con resultados. Por eso es importante que esta temporada ganemos algo o dejamos sensación de que estamos cerca de conseguirlo».

«Obviamente no trabajé en todos clubes del mundo pero sí en grandes de Italia, Inglaterra y Portugal. El Real Madrid es el club más grande del mundo pero se está durmiendo, es como un elefante que duerme y su poder es cuando está vivo», concluyó.