1

Michael Laudrup deberá profundizar en los rincones más secretos del vestuario y estirar al máximo a su plantilla para dibujar un once de garantías el próximo sábado en el Reyno de Navarra, ante las bajas por sanción del capitán José Carlos Nunes, del centrocampista brasileño Joao Victor y del delantero Pierre Webó. El técnico del Mallorca pierde a tres piezas básicas, una por línea, de cara a un compromiso que ha cobrado una enorme importancia tras la derrota sufrida ayer ante el Sporting (0-4).

El grupo bermellón todavía dispone de un colchón suficiente, pero visita Pamplona con la intención de quebrar su pésima racha de resultados sin tres de sus futbolistas referencias.

La baja del capitán bermellón, que vio su quinta amarilla de la temporada tras su pique con el portero Cuéllar, podría ser taponada por Martí Crespí, que ayer jugó como titular por la sanción de Iván Ramis. La ausencia de Joao Victor, asimismo, le abrirá las puertas del once de nuevo a Pep Lluís Martí. El pivote mallorquín no entró finalmente como titular en el encuentro de ayer, pero se espera que esté de inicio en Pamplona, formando el doble pivote junto a Jonathan De Guzman.

La baja que más preocupa a Michael Laudrup es, sin duda, la de Pierre Webó. Con la marcha de Fernando Cavenaghi al Internacional de Porto Alegre y la lesión de Víctor Casadesús, que todavía tiene para dos meses, el delantero camerunés es la principal referencia ofensiva del conjunto mallorquinista. Por detrás aparece el nombre de Sergi Enrich, pero el propio Laudrup reconoció en su última comparecencia que no sería conveniente cargarle toda la responsabilidad del gol al delantero menorquín, con escasa experiencia en la máxima categoría.

El técnico danés deberá reconstruir de nuevo el equipo, sobre todo en ataque. Salvo que el club logre la contratación de un delantero en las próximas horas -mañana se cierre el mercado invernal- Laudrup estará obligado a tirar de Enrich, que ya fue titular en la primera jornada ante el Real Madrid.