0

Málaga 1 ? 2 Zaragoza


Málaga: Asenjo; Gámez (Manolo, m. 41), Stadsgaards, Hélder, Mtiliga; Duda, Camacho, Maresca (Recio, m. 58), Eliseu (Quincy, m. 70); Baptista y Rondón.

Zaragoza: Leo Franco; Diogo, Lanzaro, Jarosik, Paredes; Lafita (Boutahar, m. 75), Gabi, Ponzio, Bertolo (Gabilondo, m. 70); Ander (Jorge López, m. 85) y Braulio (Sinama, m. 67).

Goles: 1-0, M. 16: Duda. 1-1, M. 40: Bertolo. 1-2, M. 86: Sinama.

Àrbitro: Pérez Lasa (Colegio Vasco). Mostró tarjetas amarillas a los malaguistas Hélder (m.11) y Camacho (m. 66), y a los futbolistas del Zaragoza Ponzio (m. 17), Diogo (m. 33), Bertolo (m. 51) y Gabi (m. 90).


El Zaragoza le devolvió al Málaga la victoria de la primera vuelta y consiguió un triunfo justo (1-2) ante un rival que fue un espejismo del que se vio en Valencia, y que se coloca de «farolillo rojo».

El partido fue aburrido y tan sólo la incertidumbre del marcador dio emoción al choque en el que los dos equipos se jugaban mucho de su futuro en la categoría.

La afición malaguista mostró su enojo «tiñendo» con globos La Rosaleda completamente de negro, en señal de protesta por los últimos arbitrajes, especialmente del encuentro en Valencia.

El Zaragoza no se amilanó, a pesar del ambiente y con Braulio como única punta, muy entonado, se acercaba al área del Málaga, que pudo marcar en una jugada de Rondón y que ni Eliseu, ni otro compañero pudieron empujar el balón cuando el guardameta Leo Franco estaba batido.

El equipo aragonés tenía más presencia en el centro del campo, lo que le faltaba a los locales con un Maresca, desaparecido.

Aún así, el Málaga intentaba crear juego por las bandas y por la izquierda, en un centro de Rondón, que aprovechó Duda, sin dejar botar el balón para marcar el primer gol en el minuto 16 de su partido número doscientos en Primera, su tanto número veintiocho en el conjunto malagueño.

Braulio pudo igualar, tras una falta que remató de cabeza, y que Asenjo desbarató en la misma línea de gol en el minuto 31.

El conjunto aragonés llegaba con peligro en acciones de estrategia y fue Bertolo, en otra falta, remató de cabeza completamente sólo e igualó (1-1) en el minuto 40.

No cambió mucho el decorado en la segunda parte. Un Málaga lento, sin recursos, opaco y sin un líder que cogiera el mando, y un Zaragoza que aprovechaba la ansiedad de los locales para ralentizar el partido e intentar en alguna jugada aislada, como las de Bertolo por la izquierda en el minuto 57 y en el 62, desnivelar el marcador.

Cuando parecía que el empate iba a ser el resultado final, el delantero Sinama, que salió por Braulio, se fabricó una jugada y con su pierna izquierda, en lanzamiento raso, dio el triunfo al equipo aragonés en el minuto 84.