Fútbol / Liga de Campeones

El Barça viaja en autocar a Milán debido a la nube de ceniza

|

Valorar:
preload
El bus con el que la plantilla del Barcelona se desplazará hasta Milán.

El bus con el que la plantilla del Barcelona se desplazará hasta Milán.

18-04-2010Reuters

El Barcelona viajó finalmente en dos autocares hacia Milán al no poder hacerlo en avión debido al cierre del aeropuerto de Malpensa por culpa de la nube volcánica ocasionada por la erupción del volcán Eyjafjalla. El viaje se inició a las 14.30 horas en la Ciudad Deportiva y la primera parada del equipo estaba prevista en Cannes (Francia), donde tenía previsto llegar por la noche.
El Barça debe hacer 1.000 kilómetros de trayecto por carretera repartidos en dos turnos. Ayer domingo, de Barcelona a Cannes, donde pasó la noche y hoy lunes por la mañana retomará el camino hasta Milán.
El desplazamiento comenzó ayer domingo por la tarde, antes, el equipo entrenó en la Ciudad Deportiva donde también comió. Posteriormente se inició el trayecto hacia Cannes de unos 630 kilómetros.
Hoy, tras hacer noche en Cannes, el equipo continuará con el viaje hacia la ciudad milanesa. Este segundo tramo es más corto que el primero, con poco más de 350 kilómetros por recorrer. En total, el Barça habrá hecho algo menos de 1.000 kilómetros en autocar.
Al margen de este operativo logístico, desde el punto de vista deportivo Josep Guardiola ha convocado a la totalidad de los jugadores de cara al partido contra el Inter en Milán, con las excepciones del lesionado Andrés Iniesta y de Chygrynskiy. También viaja el defensa del Barça Atlètic Andreu Fontàs. Entre los 20 jugadores se encuentra Éric Abidal, que aún no ha recibido el alta médica. Las semifinales de esta Liga de Campeones las protagonizan tres clásicos, el Inter, el Barcelona y el Bayern Múnich, y un neófito, el Olympique Lyon. Los cuatro irrumpen en el tramo final de la Liga de Campeones en busca del trono en el que está aposentado el campeón español, alimentado por el reto de reeditar su éxito por primera vez.
Nunca el Barcelona, que emprende la conquista de su cuarta máxima copa continental, ha repetido el triunfo. Tampoco nadie, desde que está implantado el presente formato, ha sido capaz de revalidar su conquista. De entrada, el Barcelona se reencuentra con el Inter Milán. Un duelo de cuentas pendientes. De ajustes con el pasado. Es la segunda vez que coinciden en el ejercicio. La primera fue en la fase de grupos, donde el equipo azulgrana impuso su ley. No encajó gol alguno. Empató en el Giuseppe Meazza y ganó en el Camp Nou. Es la vuelta del técnico portugués, ahora interista, Jose Mourinho al estadio azulgrana. Aunque la primera cita, el martes, es en Milán. El luso ya volvió en un par de ocasiones con el Chelsea. No pasó desapercibido. También es el reencuentro del delantero camerunés Samuel Eto'o, ahora en el Inter, con su ex equipo. Ya ha advertido el goleador que no celebrará el tanto si marca en la vuelta. Y, por el contrario, del sueco Zlatan Ibrahimovic, ahora en el Barcelona, a su antiguo club, el Inter. La final de la Liga de Campeones es una deuda pendiente para el equipo de Mourinho, que no la contempla desde la temporada 1971-72, cuando cayó en Rotterdam ante el Ajax. El Bayern Múnich y el Olympique Lyon ponen en juego el otro lugar en la lucha por el éxito. Mañana martes jugarán Inter y Barça y el miércoles Bayern y Lyon.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.