Fútbol/Liga de Campeones

El Sevilla se la pega

El CSKA impone sus argumentos en el Sánchez Pizjuán y destroza las ilusiones del conjunto hispalense, que vuelve a estancarse en octavos de final

|

Valorar:

Sevilla 1
CSKA Moscú 2


SEVILLA: Palop, Stankevicius, Dragutinovic, Fazio, Fernando Navarro, Renato, Zokora, Jesús Navas, Perotti, Capel y Luis Fabiano
Cambios: Kanouté por Capel; Negredo por Renato y Adriano por Fernando Navarro.
CSKA MOSCÚ: Akinfeev, A.Berezovtski, V.Berezovtski, Ignashevich, Shennikov, Aldonin, Semberas, Krasic, Honda, Mark González y Necid.
Cambios: Chidi Odiah por Krasic; Rahimic por Honda y Mamaev por Mark González.
Àrbitro: Viktor Kassai. Amonestó con tarjeta amarilla a A.Berezovtski, Shennikov, Semberas, Mark González y Luis Fabiano

Goles:
0-1, minuto 39, Necid.
1-1, minuto 41, Perotti.
1-2, minuto 55, Honda.

El CSKA de Moscú hace historia al clasificarse por primera vez para los cuartos de final de la Liga de Campeones después de ganar por 1-2 en el campo del Sevilla, equipo que otra vez, como hace dos temporadas, se quedó con la miel en los labios de meterse entre los ocho mejores del continente. La formación hispalense se encontró con un rival que entendió muy bien el partido, pese a que traía la eliminatoria casi perdida de la ida, mientras que el Sevilla sólo puso derroche físico, algo insuficiente en la máxima competición europea de clubes.

El equipo español salió al terreno con la ventaja que le daba el empate a un tanto de hace dos semanas en el estadio Luzhnikí moscovita y que el 0-0 inicial le clasificaba, pero, de entrada, esa circunstancia no hizo especular a los locales con el resultado.

El descaro del equipo que entrena Leonid Slutsky a la hora de atacar también sirvió al Sevilla para intentar el contragolpe en espacios libres que encontró en la defensa adversario, pero lo que más imperó fue el respeto entre ambos conjuntos. De este intercambio de golpes, salió primero beneficiado el CSKA, cuando en el minuto 38 una buena acción de Honda, futbolista que mostró mucha calidad cada vez que participó, dejó el balón claro para que Necid, con precisión, se la pusiera imposible a Palop por bajo y ajustado a la cepa de un poste.

Dos minutos tardó el equipo de Manolo Jiménez en equilibrar el choque, con un tanto por bajo del argentino Diego Perotti ante la salida de Akinfeev, gol que empataba el encuentro y pero también la eliminatoria, por lo que quedó todo abierto para la segunda mitad.

Jiménez dio entrada desde el inicio del segundo período Frederic Kanouté en lugar de Diego Capel para dar más fuerza a la delantera andaluza y fue el malí, junto con Perotti, los que no llegaron por poco a un medido centro de Jesús Navas en lo que pudo ser el 2-1. La respuesta visitante llegó muy poco después, pero en esta ocasión sí se tradujo en gol, en un saque de falta que lanzó Honda y al que no supo responder Andrés Palop al resbalársele el balón de las manos.

Los sevillistas los intentaron con ganas, pero algo precipitados en sus acciones. El asedio andaluz no dio frutos, porque nunca supo crear verdadero peligro frente a un CSKA que controló a la perfección su ventaja.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.