Nico Rosberg sale del garaje de Mercedes. | Reuters

0

El alemán Nico Rosberg (Mercedes), fue el mejor en el tercer y último entrenamiento libre para el Gran Premio de Malasia, segunda prueba del Mundial de Fórmula Uno, que se disputa en el circuito de Sepang, en el que el mejor español fue Carlos Sainz (Toro Rosso), octavo.

Mercedes volvió a dominar la tabla de tiempos y en la mejor de sus vueltas, Rosberg cubrió la pista malaya, de 5.543 metros, en un minuto, 39 segundos y 690 milésimas, 184 menos que su compañero y rival inglés Lewis Hamilton, último campeón del mundo.

Los dos pilotos de Ferrari, el finlandés Kimi Raikkonen y el cuádruple campeón mundial alemán Sebastian Vettel acabaron tercero y cuarto, a 555 y 576 milésimas, respectivamente, en un ensayo que se disputó con 34 grados ambientales y 61 en pista. Y en el que los Williams del finés Valtteri Bottas y el brasileño Felipe Massa fueron quinto y sexto.

El español Fernando Alonso (McLaren), que disputa su primer Gran Premio del año -estuvo ausente en el de Australia, hace dos semanas, por precaución, tras el accidente que sufrió el 22 de febrero en los entrenamientos de pretemporada de Montmeló (Barcelona)- concluyó la tercera sesión con el decimoquinto tiempo.

El doble campeón mundial asturiano (2005 y 2006, con Renault), decimosexto el viernes, invirtió, en el mejor de sus giros, un minuto, 41 segundos y 991 milésimas, en la pista en la que ganó tres veces, con tres coches diferentes.

El mejor español fue el madrileño Carlos Sainz, hijo del doble campeón mundial de rallys de mismo nombre, decimocuarto el viernes, que acabó octavo con su Toro Rosso, a nueve décimas del tiempo de Rosberg.

El otro español, Roberto Merhi, cuyo equipo, Manor, no pudo rodar en Australia, acabó decimonoveno en la tabla de tiempos y,al igual que Sainz, por delante de su compañero. El castellonense giró en un minuto, 46 segundos y 647 milésimas, a 6,9 segundos de Rosberg.

La calificación, que ordenará la formación de salida de la carrera de este domingo, se disputará a partir de las cinco de la tarde (las diez de la mañana, en horario peninsular español).