Fernando Carpena, presidente de la RFEN, en Son Hugo. | Fernando Fernández

9

El malestar latente de algunos de los principales clubes de Ciutat ante los problemas a nivel de instalaciones que sufren para poder entrenar ha cruzado el Mediterráneo. A las numerosas muestras de apoyo recibidas por parte del Club Natación Palma, el Voltor y La Salle Palma se ha unido el apoyo mostrado por la Real Federación Española de Natación (RFEN) ante la delicada tesitura que compromete la preparación de sus deportistas de cara a las grandes citas del curso.

La presencia de un mallorquín al frente de la Española, Fernando Carpena, hace que sea mayor la sensibilidad del dirigente hacia las entidades isleñas, que han recibido el apoyo del presidente y el organismo.

Noticias relacionadas

De hecho, la propia RFEN es una de las principales interesadas en sacar adelante otra de las reivindicaciones de Palma, Voltor y La Salle Palma. La próxima semana expira el plazo para solicitar la organización en Son Hugo del Campeonato de España Open de natación de 2016, que será clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Río.

Desde la Federación Balear de Natación se han seguido los pasos previos y se cuenta con el apoyo del Govern, pero la respuesta más importante es la que falta por concretar: la del IME.

Fuentes del Ajuntament de Palma consultadas por este diario confirmaron que están trabajando en los dos frentes abiertos. Por un lado, dar una solución a los clubes y sus nadadores, y para poder concretar la organización de los nacionales.