Tomás de Dios, entrenador del Hospital de Llevant Manacor. | Tolo Jaume

0

El Hospital de Llevant Manacor cierra el año con una derrota tras caer ayer en la pista de Santiago Futsal en un partido intenso y emocionante hasta el final Los mallorquines tuvieron la oportunidad de empatar hasta los últimos minutos pero acabaron cediendo el gol definitivo en el último minuto. Gran imagen de los de Tomás de Dios en la primera parte sin sacar provecho a su superioridad y sucumbieron tras el descanso pagando el esfuerzo realizado (3-1).

Fue un partido muy igualado entre dos equipos que son prácticamente una fotocopia uno de otro. La primera mitad fue intensa y con un gran ritmo por parte de ambos y en la que dominó algo más el Hospital de Llevant sin traducir las buenas sensaciones en el marcador y ante los 120 aficionados que se desplazaron desde Mallorca y que tiñeron de verde una parte de la grada del Fontes do Sar. Aun así, los locales golpearon primero por medio de Barroso.

El Hospital de Llevant acusó el cansancio del alto ritmo del partido en la segunda parte. Palomeque amplió la distancia y los baleares dieron un paso al frente, sobre todo tras el tanto de Bruno Taffy y las buenas ocasiones que llegaron a continuación. Sin embargo, Barroso reapareció para sentenciar el duelo justo en el último minuto.