Previous Next
0

La sonrisa les delata. Su mirada deja al descubierto la emoción de lo que aciertan a definir como «increíble»: los Juegos Paralímpicos. Sin duda, la gran cita paralímpica han dejado una huella imborrable para Xavi Torres, Lorena Homar y Joan Munar, que ayer completaron el desembarco en la Isla de los representantes mallorquines tras Roberto Mena.

Homar se muestra satisfecha por la experiencia, aunque no tanto por los resultados. Es ambiciosa y, aunque ahora su prioridad es «tener vacaciones», ya tiene en mente valorar con Toni Pomar el plan de entrenamiento para el futuro. En la misma línea se pronuncia el veterano Xavi Torres, que tiene claro que sus retos ahora son «año a año». Reconoce que Río queda lejos, pero su paso por Londres ha sido un impulso para mantener la ilusión.

E ilusión es, sobre todo, lo que desprenden las palabras del jovencísimo Joan Munar, que aspira a exprimir su potencial sin descuidar sus estudios.