Fernando Crespí y Tomeu Salas entregaron al president del Grup Serra, Pere A.Serra, una camiseta firmada por los futbolistas del Atlètic. Es la prenda que llevó David Sánchez en Teruel, donde el equipo se proclamó campeón. En la imagen, de izquierda a derecha, Joan Riera, director adjunto de dBalears, Tomeu Salas, vicepresidente del Atlètic; Fernando Crespí, presidente del club blanquiazul, Pere A. Serra, president del Grup Serra, y Pedro Comas, director de Ultima Hora. | Joan Torres

7

El Atlètic Balears vive momentos de gloria deportiva e institucional. El equipo se ha proclamado campeón del grupo III de Segunda División B y en una semana inicia el ‘playoff’ de ascenso a Segunda A. Por otra parte, el club se reconvierte en Sociedad Anónima Deportiva y ya ha sentado las bases para profesionalizar la institución y amoldarse a los nuevos tiempos. Son momentos de cambio, de sueños, de ilusiones renovadas y seguramente de un futuro brillante. Ayer, el vicepresidente y el presidente del club, Tomeu Salas y Fernando Crespí, visitaron las instalaciones del Palau de la Premsa y fueron recibidos por Pere A. Serra, president del Grup Serra; Miquel Serra, director general de Publicaciones; Pere Comas, director de Ultima Hora y por los componentes de la redacción de Deportes de este periódico que durante el año han seguido el día a día de la actualidad blanquiazul. Fernando Crespí tiene claro que todo el club y toda la afición se volcará con el equipo para conseguir el objetivo del ascenso.

—A falta de casi una semana para iniciar el ‘playoff’, ¿cuáles son sus sensaciones?
—Ahora estoy empezando a sentir los nervios a flor de piel. Llega el momento más importante de la historia del club y si logramos el ascenso será un hito hito muy importante. Podemos ser un equipo referente en la Isla con una esencia familiar, de club, de cercanía.

—¿Palpa ilusión en la afición, en las calles de Palma, en las localidades de Mallorca?
—Precisamente porque siento esta ilusión es por lo que me siento más responsable. Es impresionante y lo que se vive con el Atlètic no lo esperaba ni lo soñaba.

—¿Se llenará el estadio con vistas al ‘playoff’ de ascenso?
—Esto es un certeza y no me cabe ninguna duda. La ilusión que percibo es única y estoy seguro que vendrán todos a arropar al equipo.

—¿Qué mensaje traslada a la afición?
—Es un momento muy puntual en nuestra historia y los aficionados tienen que ser partícipes de este momento. Los que estén vivirán el día en que el Atlètic ascendió o no pudo hacerlo, pero lo vivirán en directo y verán el campo lleno y podrán contarlo y podrán contar que había jugadores de primera línea en su equipo. Es el momento de la afición, es su momento y serán protagonistas de la historia.

—¿Cómo va la venta de entradas anticipadas a cinco euros?
—Muy bien, espectacular, la gente está respondiendo de manera excepcional. Llevamos casi trescientas entradas vendidas en unas horas y nos acompañarán cientos de seguidores ahí donde debamos jugar. Repito es una respuesta espectacular.

—Real Madrid Castilla, Cádiz y Mirandés, uno de los tres será su rival, ¿cuál prefiere?
—Todos son muy potentes, el nivel es similar y más que elegir uno u otro yo hablaría de la fortuna, de la suerte, que nos acompañe en los momentos puntuales. A dos partidos preferimos jugar la vuelta en casa, siempre y cuando no se sentencia en la ida. Los pequeños detalles van a marcar el devenir de la eliminatoria y decidirán quién asciende.
—¿La reunión mantenida por usted y Bartomeu Cursach con la plantilla fue el revulsivo necesario en un momento de dudas?
—Fue una reunión muy positiva donde los jugadores se percataron de lo mucho que hay en juego. Tanto Bartomeu Cursach como yo les explicamos que confiábamos en ellos y en su entrenador y que fueran a por todas. El mensaje llegó y la reunión fue muy oportuna.

—¿La reconversión en SAD era una medida necesaria?
—Era muy necesaria y cubrir el capital social ha sido muy complicado, pero ascender a Segunda A sigue siendo clave para el futuro del club.

—¿Entiende el proyecto de permutar Son Moix por el Lluís Sitjar?
—Es surrealista, es imposible intercambiar un solar por un estadio nuevo. Nosotros podríamos pedir lo mismo e incluso pagaríamos. Si jugamos a Segunda A y subimos también tendremos derecho a pedir y creo que están esperando a ver qué sucede con nosotros.