En la imagen, el presidente del IME, Fernando Gilet. | Jaume Morey

2

La compleja situación económica que atraviesan numerosos palmesanos no pasa de largo para Cort. Ni tampoco para el Institut Municipal de l'Esport, que ha decidido poner en marcha una iniciativa inédita en esta parcela y que permitirá a las personas que peor lo estén pasado poder seguir practicando deporte, disfrutando de las instalaciones municipales bajo la tutela del IME.

El organismo que preside Fernando Gilet ha decidido ofrecer el abono para el año 2012 de manera gratuita y sin coste alguno a los palmesanos que puedan acreditar una situación económica delicada y que les impida poder hacer frente a determinados gastos de primer orden. Los interesados deberán hacer llegar sus solicitudes al propio Institut Municipal de l'Esport, que a través de los servicios sociales del Ajuntament valorará y determinará quién tiene la posibilidad de disponer de la gratuidad de cara al uso de las diferentes infraestructuras deportivas de la capital mallorquina en vistas a los próximos doce meses.

Una vez que Cort haya validado las diferentes peticiones que se puedan presentar, se procedería a facilitar el mencionado abono, aunque los criterios que se establezcan serán selectivos y realmente permitirán beneficiarse de esta iniciativa a los ciudadanos que cumplan con los requisitos establecidos en un programa que ya ha sido aprobado por el Ajuntament de Palma.

Entre los colectivos que podrán acogerse a esta singular medida de urgencia se encuentran algunos puntuales como son los parados de larga duración, las personas o familias que acrediten una renta ínfima y aquellas que ya tengan un historial o un expediente abierto por parte de los servicios sociales de Cort.

Sensibilidad

Esta medida pionera es una muestra de las intenciones del equipo de gobierno de Ciutat ante la extrema coyuntura económica por la que atraviesan numerosas familias de Palma. «La voluntad es la de ser solidarios y atender a quienes vivan una realidad económica difícil. Pretendemos que esas personas que más necesitan de nuestra ayuda en este momento no tengan trabas a la hora de acceder al deporte», aseguraba Fernando Gilet, presidente del IME, quien quiso resaltar «la sensibilidad social» de la entidad que dirige, «pues algo así nadie lo ha hecho hasta ahora», apuntaba el edil.

Los gestores del área deportiva de Cort pretenden así abrir las puertas de las diferentes instalaciones deportivas municipales a las personas más necesitadas a través de un plan restringido a los que realmente se hallen ante una tesitura delicada.

Esta medida supone un paso al frente en materia social por parte del Ajuntament de Palma, con el deporte y su práctica como principales argumentos.

La optimización de recursos se ha convertido en uno de los ejes del programa de actuación de Gilet y sus colaboradores, que sientan un precedente en Ciutat.