0

Ontinyent 2 ? 0 Mallorca


Ontinyent: Alberto (¬¬), Diego Alegre (¬¬), Borja (¬¬), Óscar López (¬), Vicente (¬¬), Navarro (¬¬), Forte (¬¬), Javi Salero (¬), Carlitos (¬¬), Kikín (¬¬) y Javi Gómez (¬¬).

Cambios: Bardolet (¬¬) por Carlitos, Santos (¬¬) por Kikín y Mansilla (¬¬) por Javi Gómez.

Mallorca B: Yeray (¬¬), Company (¬), Charlie (¬), Damià (¬), Víctor (¬), Uche (¬¬), Hervé (¬¬), Grasa (¬¬), Dídac (¬), Nico (¬) y Flores (¬).

Cambios: Manu (¬) por Víctor, Gallart (¬) por Hervé y Abdón (¬) por Flores.

Árbitro: Adrián Lixandru (¬¬). Amonestó con tarjeta amarilla a los jugadores locales Carlitos, Navarro y Javi Gómez; y a los jugadores visitantes Yeray, Charlie y Dídac.

Goles: 1-0, minuto 37, Javi Gómez. 2-0, minuto 86, Mansilla

El Mallorca B perdió en Ontinyent la oportunidad de seguir escalando posiciones tras perder en tierras valencianas.

El partido comenzaba con mucha batalla en la parcela ancha. Los dos equipos se mostraban más preocupados de no perder la situación sobre el rectángulo de juego que de proponer argumentos ofensivos.

El juego carecía de brillantez y con las marcas muy pendientes se hacía complicado para unos y otros hilvanar más de dos pases seguidos.

En el minuto 17 se producía la jugada más peligrosa de los bermellones; Grasa, tras un fallo local, encaraba al portero local pero el disparo del extremo mallorquinista era atajado sin problemas por el meta local. Corría el minuto 37 cuando un potente disparo desde fuera del área de Javi Gómez cogía a Yeray algo adelantado y abría el marcador. Terminaba así la primera mitad.

En la segunda parte, Miquel Soler dio entrada a Gallart en busca de la reacción, pero la mayor posesión mallorquinista fue más bien un espejismo porque, en ningún momento, los rojillos llegaron a inquietar la puerta de Alberto.

El Ontinyent mandaba en el partido auunque faltaba el gol de la tranquilidad. Lo tuvo Forte en el 77 y Salero en el 84, salvando en ambos casos Yeray. Finalmente, cuando el choque desembocaba en victoria mínima para el Ontinyent apareció Santos para dar el golpe de gracia con un preciso remate de cabeza.