0

El Regal Barcelona, sin los lesionados Fran Vázquez y Joe Ingles, disputará mañana en la pista del Menorca, uno de esos encuentros que los técnicos califican como 'trampa', especialmente por la intensidad que uno u otro equipo ponen en la contienda debido a su situación en la tabla.

Los de Xavi Pascual llegan como líderes de la ACB y con una sola derrota en las últimas catorce jornadas, frente a un rival que suma siete derrotas consecutivas y tras su tropiezo en Granada (74-54) en la última jornada es colista de la competición.

Es cierto que los menorquines están en caída libre, pero matemáticamente aún no están sentenciados y esto les convierte en doblemente peligrosos, ya que para los hombres de Paco Olmos, desde ahora hasta el final de la temporada, afrontarán cada encuentro como si se tratara de una final.

Además los menorquines ya saben lo que es derrotar a los catalanes en Mahón; lo han hecho ya dos veces y la última vez fue hace tres temporadas (85-68). Mañana, el pabellón de Bintaufa será una verdadera olla a presión empujando a su equipo.

La plantilla azulgrana también se entrenó ayer tarde y también lo ha hecho esta mañana para preparar el encuentro y partir al mediodía hacia Mahon por vía aérea.

El Barca dejará en casa a Fran Vázquez, que sufre un esguince en el tobillo, y Joe Ingles, lesionado en el gemelo, en previsión del cargado calendario que deberá afrontar con los compromisos europeos ante el Panathinaikos.

Sobre el partido de mañana, Juan Carlos Navarro ha insistido en que el Menorca se juega mucho, pero ha recordado que el Barca perdió en su última salida (Fuenlabrada).

«Lo que está claro es que queremos llegar a los 'play-off' de la Euroliga con los deberes hechos y para eso queremos ganar los dos partidos que nos quedan. Nos vamos a encontrar con un pabellón lleno en el que la gente está muy encima y está claro que hemos de meternos dentro del partido desde el primer instante», ha concretado.

El Barcelona, mejor defensa de la ACB (65,08 puntos de media), se enfrenta al tercer peor ataque (67,08) de la competición y que tiene la baja de Ivan Radenovic, con esguince en el tobillo derecho.