Fernando Crespí. | Jaume Morey

9

Fernando Crespí se encuentra en la línea divisoria de vivir el derbi del domingo entre las obligaciones institucionales y la ilusión de un hincha. Por encima de todo, el presidente del Atlètic Baleares es un apasionado de su equipo y en partidos de alto voltaje como el del próximo domingo, es difícil contener la pasión.

-¿Qué sensaciones tiene a falta de apenas dos días para el partido del domingo?
-Creo que todos estamos muy motivados, es un partido muy importante que a nivel profesional hace 21 años que no se da. El hecho de que no sea televisado hace que esperemos mucha gente en el Estadi y pueden llegar a reunirse hasta 4.000 personas para ver el choque en directo. Será un gran espectáculo antes, durante y después del partido. Hay un gran despliegue de medios, de policía y sentimos como si nos trataran como un equipo de Primera División.

-¿Cuál es el mensaje del presidente a sus futbolistas?
-A los jugadores les he tratado de explicar qué significa este partido. El domingo nos jugamos más que tres puntos, nos jugamos nuestro orgullo. Ninguno de los jugadores ha vivido este partido, pero el vestuario está mentalizado de qué significa jugar contra el Mallorca. Todo el mundo habla de este partido, hay una gran demanda de entradas, todos quieren jugarlo y los futbolistas entrenan al 150% esta semana.

-¿Está preocupado ante la posibilidad de que pueda darse algún tipo de incidente extradeportivo?
-No habrá incidentes, entre otras cosas porque habrá un gran control dentro y fuera del campo. Hay motivos para ser precavidos porque hay sectores jóvenes de ambos equipos entre los que no hay buen 'feeling'. Todo estará muy controlado y el despliegue policial será lo nunca visto. Eso quiere decir que nos tienen en cuenta.

-¿Qué opinión tiene respecto a las pintadas que aparecieron en la fachada del Estadi Balear?
-Es un asunto muy desagradable. La valoración es clara y es que hay gente que no nos puede ver. En algún momento el Atlètic puede hacer sombra al Mallorca y eso puede poner nervioso a más de uno.

-¿Cuál es la relación entre Atlètic Balears y Real Mallorca?
-La relación es cero, inexistente, no existe. No fuimos al desfile de equipos en su presentación porque siempre hemos tenido problemas. No han permitido a algunos de sus futbolistas que vengan al Atlètic, se lo han negado y ellos no quieren tener relaciones con nosotros. No nos hacen falta para nada, tienen el monopolio del fútbol base.
-¿Quién asistirá en representación del Mallorca al palco este domingo?
-Nos han confirmado la presencia de Paco Galmés y Pep Sansó. No descartan que pueda venir alguien más.

-¿Se ha acrecentado la rivalidad estos últimos años?
-La rivalidad no se tiene que acabar nunca, tiene que ser de por vida. Este partido, este derbi es patrimonio del fútbol en Mallorca. Crea ilusión, ganas, motivación. El ambiente es excepcional.

-¿Cómo valora el trabajo de Gustavo Siviero?
-Tiene ganas de triunfar, es muy trabajador y quiere aplicar el sistema de juego que conoció y aprendió con Héctor Cúper. No es un sistema fácil de inculcar, pero creo que en 7 ó 8 jornadas podremos ser un equipo muy fuerte porque con el tiempo el grupo asimila su sistema de juego.

-¿Por qué momento pasan las relaciones con Inverfútbol?
-Mi relación con Inverfútbol y por lo tanto con Bartomeu Cursach es extraordinaria. Se trata de una de las personas más poderosas de Balears y está al máximo con nosotros, nos proporciona jugadores y eso es importante. Estamos lejos todavía de poder aplicar un proyecto de cantera y de jugadores con proyección y la vinculación de Inverfútbol significa una gran ayuda.

-¿Cuál es su plan de futuro como presidente del club?
-Llevo cuatro años y dos ascenso a Segunda B. Mi gran objetivo siempre ha sido revitalizar el club a nivel social, recuperar a la afición y también la ilusión por este club. Donde podemos llegar es muy difícil decirlo porque la crisis te marca mucho. Institucionalmente las ayudas son mínimas, no hemos encontrado tampoco el apoyo que esperábamos del canal autonómico y todo sale de un par de bolsillos. Por el trabajo social y por la respuesta de la afición aspiramos a lo máximo, tenemos increíbles posibilidades, pero el tema económico es lo que puede frenar nuestros objetivos a corto o medio plazo.

-¿Qué mensaje envía a la afición?
-Que vengan y se diviertan, que nos jugamos más que tres puntos como he dicho antes y que está en juego nuestro orgullo blanquiazul y por eso les necesitamos a todos. Será un gran partido y un bonito espectáculo. Les esperamos.