El jugador del Palmer Palma Van Beck bota el balón durante el partido ante el Valladolid.    | T. Ayuga

0

Una pancarta con el lema ‘Tornarem amb més força’ en la grada de Son Moix fue el único guiño al optimismo en el adiós del Palmer Alma Mediterránea Palma, que cerró su periplo de ocho temporadas en la LEB Oro con una clara derrota ante el Valladolid. Sin nada en juego más allá de intentar brindar un triunfo a la afición, que despdió con aplausos al conjunto de Ciutat por su entrega, cerró un ciclo con una despedida amarga marcada por la escasez de efectivos y una reacción final para maquillar el resultado que presentó grandes ventajas visitantes durante el grueso de los 40 minutos.     

Desde los primeros compases quedó claro el equipo que necesitaba el triunfo. La intensidad del Valladolid comenzó a marcar las primeras diferencias y se evidenció que el Palmer Palma echaría de menos a Elijah Brown en la aportación ofensiva. El 15-32 con el que acabíó el primer cuarto ya dejó patente devenir del duelo. El siguiente episodio sólo haría que elevar la renta del Valladolid, que se marchó al descanso con un contundente 52-31.

Con apenas siete jugadores del primer equipo, el grupo de Pau Tomàs y Álex Perez tampoco iba a tener margen para meterse en el partido. El Valladolid levantó el pie del acelerador y los locales cayeron con dignidad. Los visitantes acabaron por celebrar su billete a los playoffs ante las caras largas que se multiplicaron en Son Moix. 

Ficha técnica

74-Palmer Palma (15+16+15+28): Van Beck (24), Figueras (4), Cosialls (14), Joan Feliu (6), Pavelka (9) -cinco inicial-, Peñarroya (4), Marc Aguiló (0), Kostadinov (10) y Xavier Andreu (3). 18 de 41 en tiros de dos, 9 de 22 en lanzamientos triples y 11 de 18 en tiros libres. 23 rebotes (7 ofensivos). 20 faltas personales.
83-Valladolid (32+20+9+22): Wintering (16), Davis Geks (5), Raffington (10), De la Fuente (14), Gilbert (15) -cinco inicial-, Puidet (4), Pedersen (2), Pantzar (12) y Kuiper (5). 29 de 51 en tiros de dos, 5 de 16 en lanzamientos triples y 10 de 14 en tiros libres. 40 rebotes (13 ofensivos). 22 faltas personales.
Árbitros: Mas Cagide, Martín Vázquez y Gómez Hernández. Sin eliminados.