0

La leyenda de Rudy Fernández (Palma, 1985) como jugador de la sección de baloncesto del Real Madrid sigue creciendo a base de récords y registros que sitúan al alero formado en Sant Josep Obrer en un lugar destacado dentro del devenir del club blanco con un nuevo hito en su extensa trayectoria. Y es que el palmesano, ayer y en el encuentro de la Liga ACB ante el Leche Río Breogán, sumó su partido número 600 vistiendo la camiseta del Real Madrid.

En su undécima temporada como blanco, tras su llegada en 2011, antes de iniciar su último periplo en la NBA, Rudy Fernández ha firmado una cifra al alcance de muy pocos dentro de la entidad, lo que le coloca como un icono dentro de uno de los clubes más importantes del continente, con el que ha forjado un palmarés de lujo, que se une a sus éxitos vistiendo la camiseta de la selección española, de la que es capitán el balear.

Activo

A sus 36 años, Rudy mantiene un nivel competitivo alto y es un emblema del vestuario blanco, siendo uno de los pilares del proyecto que dirige Pablo Laso, junto al otro balear del Real Madrid, el menorquín Sergio Llull.

Ante el Breogán, en Lugo y en su partido número 600, Rudy aportó 9 puntos (3 de 4 en triples) en 13 minutos en pista, además de su oficio, para lograr un triunfo que permite al Real Madrid alcanzar al Barça al frente de la tabla de la Liga ACB.

Historial

A lo largo de estos 600 partidos, Rudy Fernández ha sido un factor determinante para lograr una veintena de títulos para el Real Madrid. En su hoja de servicios dentro de la entidad de la capital, el mallorquín ha logrado dos Euroligas, una Copa Intercontinental, cinco títulos de la Liga ACB, otros tantos de la Copa del Rey y hasta siete Supercopas de España, además de haber sido elegido como MVP y mejor jugador de las tres principales competiciones nacionales: Liga ACB, Copa del Rey y Supercopa de España.

Esos 600 encuentros como baloncestista del Real Madrid se reparten en 307 dentro de la Liga ACB, junto a otros 256 en la Euroliga, 21 en la Copa del Rey, 15 en la Supercopa de España y la única final de la Copa Intercontinental que disputó Rudy Fernández como jugador del club blanco, y que ganó, para unirse al mítico Rafa Rullán, otro mito madridista y también campeón mundial de clubes con el club capitalino.

Apoyo

Pese a sus lesiones, centradas en problemas de espalda, Rudy Fernández llega a este momento de su etapa profesional en un gran momento personal y deportivo, ofreciendo buenas prestaciones al Real Madrid y a su entrenador, Pablo Laso, quien tras la victoria en Lugo y haciendo referencia a la cifra de seiscientos partidos como jugador blanco del exterior mallorquín, no dudaba en afirmar que Rudy Fernández «llega hasta el punto de ser un emblema», dejando patente el peso específico del baloncestista mallorquín en el vestuario.

Además de sus éxitos con el Real Madrid, Rudy ha logrado dos títulos mundiales con la selección española absoluta, en la que fue pieza clave para colgarse tres medallas olímpicas, dos platas en Pekín 2008 y Londres 2012, junto al bronce en Río 2016. Tres oros en los Eurobasket de 2009, 2011 y 2015, junto al bronce en 2013, son otros de los grandes hitos del pequeño de la saga Fernández, parte ya indispensable de la historia del Real Madrid.