El estadounidense Ronnie Harrell posa para este diario. De su rendimiento dependerá en buena medida el devenir del partido para los hombres de Pau Tomàs y Álex Pérez.. | M. À. Cañellas

0

Todos son importantes, pero el de este mediodía es un partido clave para el Palmer Alma Mediterránea Palma (6-7), que encadena el segundo de sus tres encuentros consecutivos en Son Moix con varios objetivos en mente. Visita el Palau un Liberbank Oviedo (7-6) que antecede a los de Pau Tomàs y Álex Pérez en la tabla, aunque tiene el average directo más que encarrilado tras pasar por encima de los baleares en Pumarín, donde el primer equipo del Bahía San Agustín sufrió su derrota más abultada a lo largo de su singladura por la LEB Oro (105-67).

Esas ganas de sacarse la espina del duro revés y dar caza al rival más próximo en la tabla son motivaciones extras para un Palmer Palma que espera poder dar minutos de nuevo a Jacobo Díaz y tendrá la única baja confirmada en Sidney Correia, que sigue con su proceso de recuperación.

En otro duelo con aforo reducido (200 espectadores), el cuadro balear intentará sumar un tercer triunfo consecutivo con el que, a la espera de lo que haga el Valladolid ante el Alicante, les acerque un poco más a la meta de asegurar la séptima plaza y, con ello, un lugar en los playoffs de ascenso a la ACB.

Números

Y es que, en caso de victoria del Palmer Palma y derrota del Valladolid, la brecha entre ambos se elevaría a tres triunfos, a falta de cuatro jornadas para el cierre de la fase de clasificación que definirá a los elegidos para dar forma a los cruces.

Norelia y Marc Martí están tocados en las filas de un Liberbank Oviedo que le tiene la medida tomada al Palmer Palma. Los de Natxo Lezcano han exhibido una versión fiable lejos de Pumarín, consiguiendo victorias de prestigio en la segunda fase, como la obtenida en la pista del HLA Alicante (84-85), o sufriendo ante el colista de la tabla, el Almansa (83-84).

Apoyado en la profundidad de su rotación y la calidad y experiencia de sus hombres (el incombustible Oliver Arteaga, Brown, Kabasele, Norelia...), el Liberbank Oviedo también tiene una buena motivación en el triunfo en Son Moix, con el que no perder de vista al grupo delantero, en el que HLA Alicante, TAU Castelló o Leyma Coruña intentan no perder de vista al Covirán Granada, con el Leche Río Breogán destacado en cabeza, como era de esperar.

La fiabilidad del Palmer Palma sin Jacobo Díaz y con jugadores como Karamo Jawara dosificándose para no alterar su recuperación es una de las señales que invitan al optimismo en las filas mallorquinas. Tras un complicado inicio, los triunfos en Palencia y ante Valladolid hace una semana han devuelto el optimismo al vestuario y a un entorno ilusionado con poder acumular otra victoria frente al Oviedo con la que elevar las esperanzas de los baleares.

Prudencia

«Es un partido igual que cualquier otro, no tenemos ningún sentimiento de revancha», explicaba Pau Tomàs en las horas previas al choque de hoy. «Es muy importante porque, si lo ganamos, estaremos un poquito más cerca del playoff. No es porque tengamos una espinita clavada por lo que pasó hace quince días, la victoria tiene un enorme valor a estas alturas», comentaba el preparador mallorquín.

«Al final, tener sensación o ánimo de revancha puede hacer que nos despistemos y no estemos a lo que tenemos que estar en el partido que no es más que ser nosotros y hacer nuestro partido estando muy concentrados ante un equipo que ya nos demostró lo bien trabajado y lo buenos que son», añadía Tomàs, quien tiene claro una semana más que «si nos centramos en nosotros tenemos muchas más opciones de ganar», advirtió el técnico del Palmer Palma.