Con derecho a soñar

| Palma |

Valorar:
Jacobo Díaz (50) intenta superar la defensa del jugador del ICG Força Lleida Bulic durante e partido que el Palmer Alma Mediterránea disputó en Barris Nord ante los de la Terra Ferma.

Jacobo Díaz (50) intenta superar la defensa del jugador del ICG Força Lleida Bulic durante e partido que el Palmer Alma Mediterránea disputó en Barris Nord ante los de la Terra Ferma.

FORÇA LLEIDA

El Palmer Alma Mediterránea Palma se ha ganado el derecho a soñar. La escuadra de Ciutat inicia la segunda fase de la competición regular tras pasar el corte por la permanencia y lo hace en una de las pistas con más solera de toda la LEB Oro. Visita al Leyma Coruña (19 horas), el único equipo que ha logrado plantar cara en el Grupo A al todo poderoso Leche Río Breogán, el próximo adversario de los isleños en Son Moix. Los gallegos aterrizan en la segunda fase con un triunfo más que los baleares, que tienen una buena oportunidad para dar un paso clave en el camino hacia los playoffs que darán a conocer qué equipo se gana el derecho deportivo de militar en la ACB la próxima temporada.

La alternativa al Breogán llega desde la provincia vecina, arrancando el Leyma Coruña con un balance de 5-3 y un 11-5 en la primera fase, que les valió la segunda posición, que con la unificación de grupos les dejó cuartos de manera provisional.

Sergio García dirige los destinos de la mejor defensa (69’4 puntos de media en contra). Las lesiones han lastrado a los gallegos, que tienen en McGhee a su referente interior y a Monaghan a un seguro de cara al aro. La experiencia de Javi Vega y la clase de Peciukevicius, Jaskstas, Matulionis o un ex del Palma como Gediminas Zyle son otros argumentos de un proyecto que destila ambición tras años en la categoría.

Inercia

Tras un brillante tramo final de primera fase, el Palmer Palma comparece con una inercia positiva, frenada por el parón generado por el cambio de tramo. Las victorias en Castellón y Murcia permitieron cerrar la salvación y alcanzar la meta de pelear por el ascenso sin la necesidad de esperar al resultado de los partidos aplazados del Força Lleida, que obligaron a aplazar la primera jornada de la segunda fase.

Cinco victorias y tres derrotas (Valladolid, Breogán y Tizona) forman la hoja de servicios como anfitrión del Leyma Coruña, que ha diseñado uno de los proyectos más ambiciosos de su historia para intentar dar un golpe sobre la mesa.

Será este partido el reencuentro de Juston Raffington con los que hasta hace unas semanas eran sus compañeros en las filas gallegas, donde no pueden permitirse una licencia en forma de derrota si no quieren incluso ver peligrar algunas de sus opciones de acabar entre los siete mejores.

Por detrás aprietan Valladolid y Oviedo, con el Alicante y el Palmer Palma a la expectativa, aunque los de Álex Pérez y Pau Tomàs parten con la ventaja sobre el resto de haber alcanzado su objetivo y tener mucho que ganar en esta segunda fase. Y nada que perder. Eso les hace todavía más peligrosos, además del talento y el descaro ofensivos mostrados hasta el momento, además de una progresión en defensa que ha acabado por solidificar el trabajo del cuerpo técnico con el plantel más joven de la categoría.

Una victoria daría un impulso notable al Palmer Palma, elevando considerablemente su cotización de cara a las eliminatorias de ascenso a la ACB.

Bajas

Álex Pérez y Pau Tomàs no podrán contar en el partido de esta tarde con el pívot montenegrino Milan Suskavcevic, que se encuentra en la recta final de la recuperación de su lesión y entrará de manera progresiva en la rotación y en la rutina de trabajo con las miras en su pronto regreso. De la misma manera, el pívot Sidney Correia, llegado esta semana a la Isla, tampoco podrá estar a disposición de los técnicos, pues realiza un plan específico para recuperarse de la lesión con la que llegó a la Isla, cedido por el Movistar Estudiantes.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.