Pandemia de coronavirus

La Federación Española de Baloncesto reúne a los clubes de LEB Oro para estudiar el futuro de la competición

| | Palma |

Valorar:
preload
Los jugadores del B the travel brand Mallorca Palma hacen piña antes de un partido.

Los jugadores del B the travel brand Mallorca Palma hacen piña antes de un partido.

Toni Ferrero

La de este miércoles se antoja una jornada decisiva para el destino de la temporada 2019/20 en la Liga LEB Oro. Aplazadas las jornadas en la segunda competición del baloncesto español hasta este 12 de abril por la crisis sanitaria del coronavirus, la Federación Española de Baloncesto (FEB) ha citado a mediodía a los dieciocho clubes que la integran para tomar cartas en el asunto y poner sobre la mesa las actuaciones a llevar a cabo de manera inmediata y ante la prolongación del estado de alarma en España hasta el próximo día 26.

Sobre la mesa incluso estaría la opción de dar por acabada la temporada, aunque ahí se abriría un nuevo frente a la hora de establecer ascensos y descensos. Por el momento, el único punto en el orden del día es el que refiere el «estado de la situación de la competición para la presente campaña». En espera de noticias y una solución está el único representante balear en la categoría, un B the travel brand Mallorca Palma que paró su actividad de inmediato y que estará presente en la reunión telemática de hoy para dar su punto de vista, que pasa en buena medida por finiquitar el ejercicio ante la incertidumbre sobre el final del actual confinamiento y el calendario de regreso a la actividad cotidiana en España.

Una vez que se detuvieron la competición y los entrenamientos, además de aplicarse un ERTE a la plantilla, cuerpo técnico y empleados del club, Thomas Bropleh y Matt Stainbrook pusieron rumbo a Estados Unidos, lo que complicaría más su regreso a la Isla ante la gravedad de la crisis de la COVID-19 en aquel país; Boris Barac se encuentra en Croacia y Tunde Olumuyiwa está en España, mientras que el resto de nacionales y el cuerpo técnico pasa el confinamiento a caballo entre Mallorca y sus lugares de origen, esperando una solución al parón de la competición que podría llegar a lo largo de la jornada de hoy, en función del resultado de un encuentro tildado de decisivo, aunque el capítulo de ascensos y descensos se antoja uno de los más conflictivos.

El pasado 8 de marzo jugó el BTTB su último partido oficial, con victoria en Son Moix ante el Gipuzkoa (71-62). Instalado en la séptima plaza y con el objetivo del ascenso a la ACB en mente, hoy podría saber cuál será la hoja de ruta a seguir.

La cancelación de la campaña es uno de los temas que se tratará, y tras la división inicial entre los clubes, el paso de las semanas parece haber reorientado las posturas de algunos a la hora de echar el cierre.

La viabilidad económica de los proyectos deportivos también está en juego, por lo que buena parte de los clubes han optado por aferrarse a la figura del ERTE. Alargar el aplazamiento y sopesar el jugar los partidos a puerta cerrada supondría un problema a nivel contractual y económico, teniendo que asumir costes extra sin tener ingresos.

La situación es compleja en la LEB Oro, pero en otras competiciones como la LEB Plata, la Liga EBA (con Flanigan Calvià y Palma Air Europa acabando la liga regular el 18 de abril) o la Liga Femenina 2 ya hay corrientes que reclaman desde hace semanas el final de la temporada.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.