LEB Oro 19/20

El B the travel brand da un golpe de mando ante el Breogán

| | Palma |

Valorar:
preload
Chema González machaca el aro en el duelo frente al Breogán.

Chema González machaca el aro en el duelo frente al Breogán.

15-12-2019 | Emilio Queirolo

Son Moix fue testigo de un partidazo de baloncesto. Un duelo entre dos aspirantes a todo en la LEB Oro más igualada que se saldó con una trabajada y a la vez contundente victoria de un B the travel brand que dio un golpe de autoridad frente a todo un Breogán que planteó un choque físico, intenso, pero que acabó topando con la solvencia de la rotación de los isleños para claudicar en un último cuarto en el que los de Félix Alonso apretaron atrás y exhibieron su talento y eficacia en ataque para encadenar su segundo triunfo (102-84) en siete días, en segundo en un tríptico gallego que finiquitarán el próximo jueves en Ourense.

Una victoria de récord, anotador en este caso, con 102 puntos que elevan los registros del club en la LEB Oro y les reafirman en las posiciones de cabeza de la tabla. Las derrotas de Palencia y Valladolid meten de lleno en la pelea por la Copa Princesa al BTTB, que presiona con nueve triunfos al dúo de cabeza que forman, hoy por hoy, los pucelanos y el Gipuzkoa.

Fue una victoria importante en muchos aspectos. A nivel clasificatorio, por la entidad del Breogán, los dieciocho puntos de margen de cara al enfrentamiento directo... Pero también forjada en la superioridad en el rebote (43-25) y en el buen hacer en labores ofensivas de un B the travel brand que totalizó 25 asistencias (8 de Erik Quintela) en un partido en el que todos tuvieron su cuota de protagonismo, mayor o menor, aunque necesaria para argumentar un triunfo de prestigio.

Y no fue una misión fácil. Llegaba el Breogán a Son Moix igual que lo hizo hace ocho días el Coruña, en su mejor momento del curso. Y topó con el mismo muro. Aunque en esta ocasión, tuvo que emplearse a fondo el cuadro balear, especialmente en la pintura, para tumbar a los gallegos. Con las bajas de Stainbrook y Rey, las figuras de Chema González (8 puntos, 7 rebotes y 2 tapones) y Tunde Olumuyiwa (11 puntos, 7 rebotes, 2 asistencias y 1 tapón) adquirieron una dimensión extraordinaria, asumiendo su rol ante los Powell, Fall, Gavrilovic, Olah y compañía.

El duelo fue de extrema intensidad. El Breogán evidenció su potencial físico y lo presentó como arma desde el salto inicial. Lo supo sobrellevar el BTTB de inicio, acompañado del acierto de un afinado Bivià. Un triple del capitán abría una brecha de nueve puntos en el arranque (14-5, min. 5).

Tomó las riendas Soulade y ocho puntos suyos mostraron el camino para darle la vuelta al marcador. Powell imponía su físico en la pintura y culminaba la remontada (16-17). Alonso pedía tiempo muerto tras un 2-12 en apelas tres minutos que alteraba el guión inicial del partido. Tuvo que aplicarse atrás el BTTB en pleno festival de Powell. Erik Quintela, sobre la bocina, inyectó una dosis de tranquilidad al Palau al cierre de primer parcial (23-21), pero estaba claro que no iba a ser nada fácil sumar la novena.

Mantuvo el nivel de exigencia el Breogán, mientras Tunde y Bertone daban aire a los de Alonso, cuya fiabilidad desde más allá de 6’75 les permitió seguir al frente del partido. Cinco triples en el segundo cuarto (dos de Joan Tomàs y otros tres de Bivià, Bropleh y Bertone) permitieron alcanzar el ecuador del envite cuatro arriba (48-44).

Quedaba mucho camino por recorrer, y tanto B the travel como Breogán estaban dispuestos a alargar el intercambio de golpes hasta las últimas consecuencias por una victoria de enorme valor estratégico en la senda hacia la Copa... y el ascenso. Un nuevo arreón del BTTB elevó a seis la renta (53-47). Apretó el Breogán para colapsar a los de Alonso, que no encontraban espacios ni tiros asequibles y se veían superados bajo el aro. Necesitaba de su talento el cinco palmesano para desatascar el partido. Llegó a tiempo Löfberg al partido y dos triples de Bropleh y Quintela permitieron alcanzar el cuarto final con una mínima renta (71-69).

En el momento clave, el BTTB supo estar en el partido. Bropleh golpeó con dos triples de salida, a la vez que Tunde reinaba en la pintura y Löfberg se soltaba ante su exequipo. Breogán se cargaba de faltas y se desinflaba en un instante crítico. Despegaba el B the travel con un parcial de 31-15 para poner en pie a Son Moix y celebrar una victoria centenaria (102-84).

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.