El mallorquín, capitán de la selección española, sigue engordando su palmarés con el combinado nacional. | JASON LEE

3

El capitán de la selección española de baloncesto, el mallorquín Rudy Fernández, sigue agrandando su leyenda. El balear ha conquistado este domingo su segundo mundial tras el logrado el 2006 en Japón.

Después de esa cita histórica de hace 13 años, el alero palmesano no ha dejado de sumar títulos a su palmarés como jugador del combinado nacional.

En 2007 se proclamó subcampeón de Europa, un año más tarde lograría la plata en los JJOO de Pekín. En 2009 y 2011 se alzó con los europeos de Polonia y Lituania.

Los triunfos no se detendrían ahí ni mucho menos. En 2012, en los JJOO de Londres, España se colgó al cuello otra medalla de plata, la segunda consecutiva en unas olimpiadas. A partir de ahí llegarían un bronce en el Mundial de Eslovenia de 2013, un campeonato de Europa en 2015, el bronce en los JJOO de Río en 2016.