Guillem Boscana, Boris Barac y César Fernández. | Teresa Ayuga

0

Boris Barac asume el reto que le propone el Iberojet Palma en su estreno en el baloncesto español. El ala-pívot internacional croata (27 años, 2’05) aterriza en la Baleares y estará a disposición de Félix Alonso de cara al duelo de mañana en la pista del Prat. «Estoy ilusionado y ya tengo ganas de jugar», aseguró el interior, presentado ayer en las oficinas de Alsa en Mallorca, en un acto que sirvió para renovar el patrocinio de la empresa de transporte con el club que preside Guillem Boscana, acompañado en el evento por el Gerente de Contrato en Balears de Alsa, César Fernández. «Es un jugador que debe aportar, con buena mano y con calidad a nivel ofensivo», aseguraba el máximo dirigente del Iberojet Palma.

Boris Barac ha recibido la bendición de su hermano Stanko (exjugador del Valencia y el Baskonia) y promete «trabajo». Las buenas referencias de su hasta ahora entrenador en el Oporto, Moncho López, han sido claves para Félix Alonso, quien agradece «la oportunidad que nos brindó el mercado, pues Boris (Barac) es «un jugador de talento ofensivo. Buen tirador y con capacidad para pasar, que ayuda en el rebote». La lesión de Joan Tomàs (fractura de un dedo de la mano y un mes de baja), que dejaba la rotación interior con Barber, Uclés y Guerra, aceleró las gestiones para incorporar a un cuatro, y la oportunidad que supuso Boris Barac «no la podíamos desaprovechar», añadió el técnico del Iberojet.

«Sé que es una liga muy igualada, con grandes equipos, pero estoy aquí para trabajar y sumar para el grupo», aseguraba el ala-pívot croata en su presentación oficial, justo después de su primer entrenamiento junto a sus compañeros. «Se ha adaptado a los sistemas, es un jugador inteligente y eso se agradece teniendo en cuenta que en nada tenemos un partido importante», comentó Alonso, satisfecho por la llegada de Boris Barac «para cerrar la plantilla con un jugador que tiene buenas referencias», sentenció Félix.