El jugador del Real Madrid Sergio Llull (d) y los del Barcelona Lassa, Víctor Claver (i) y Chris Singleton, durante la final de la Copa del Rey de baloncesto disputada en el WiZink Center, en Madrid. | Mariscal

1

Antonio Martín, presidente de la ACB, admitió este lunes que se cometieron «varios errores arbitrales graves» en las últimas jugadas de la final de la Copa del Rey de baloncesto que enfrentó al Real Madrid y Barcelona Lasa, que generaron una gran polémica y motivaron la protesta del club blanco tras perder por 93-94.

«Es evidente que han existido varios errores arbitrales graves al final del partido. Por primera vez hemos puesto a disposición de todo el mundo la imagen del 'Instant Replay' y por tanto toda la actuación en referencia a la jugada es pública y los aficionados han podido ver en directo exactamente lo que han revisado y la decisión que han tomado los árbitros» explicó en unas declaraciones facilitadas por la ACB.

Noticias relacionadas

Dos jugadas fueron el centro del conflicto. A once segundos de la conclusión, no se pitó una clara falta de Anthony Randolph sobre Chris Singleton y que hubiera certificado el triunfo azulgrana. Y casi sobre la bocina se dio por válida una canasta decisiva de Ante Tomic al considerar que había recibido un tapón ilegal cuando el balón toco aro previamente.

Los árbitros entonan el mea culpa

La Asociación de Arbitros de Baloncesto también reconoció la existencia de errores graves en el final del partido en otro comunicado. «Aceptamos y acatamos las decisiones que pueda tomar la ACB en relación a dichos errores». Y trasladan a la ACB «nuestra total disposición para seguir colaborando en nuestra formación técnica continua durante la temporada para el mejor arbitraje posible».