LEB Oro 18/19

Fran Guerra, el factor decisivo del Iberojet Palma

| |

Valorar:
preload
El pívot del Iberojet Palma, Fran Guerra, posa en Son Moix.

El pívot del Iberojet Palma, Fran Guerra, posa en Son Moix.

16-10-2018 | Teresa Ayuga

Fue la última pieza del engranaje que tenía en mente Félix Alonso. Su nombre acabó de rematar la mejor plantilla de toda la historia del club que preside Guillem Boscana y, en apenas tres jornadas, ya ha demostrado que está llamado a ser uno de los jugadores más resolutivos de la LEB Oro. En los albores de estrenar paternidad, Fran Guerra (Las Palmas, 1992) completó el plantel del Iberojet Palma y forma, junto a Jeanne, Barber y Uclés un juego interior a la medida del preparador leonés. Músculo en la pintura, poderío físico, anotación, rebote, asistencias... Y un triple decisivo en Riazor para dar una sufrida victoria al cuadro balear ante el Leyma Coruña (76-79). Guerra ha asumido el reto lanzado por el Iberojet de pelear por el playoff y mirar hacia la ACB, destacando su «rápida» adaptación al día a día. «Dentro del equipo se tienen las cosas claras, construimos un bloque para optar a nuestros objetivos y vamos a la una», comentaba ayer el interior, quien reconoce que «la llamada de Félix (Alonso) y la calidad de los jugadores me hizo no dudar y elegir Palma».

El factor Guerra marca ya las diferencias. Es el jugador más usado por Alonso (26 minutos de media), el cuarto máximo anotador de la LEB, el quinto reboteador (8 de promedio), el jugador que más faltas recibe en la categoría (6’3 por partido). «Tras la primera jornada dimos un paso adelante. Fue un golpe duro perder de veinte y hemos sabido reaccionar. Estamos en la buena línea y queremos seguir con esa dinámica»

La ACB es una meta con la que ansía el Iberojet Palma, pero Fran sabe bien lo largo que es el camino y la dificultad de una meta a la que no renuncia nadie. «He venido aquí con la idea clara de luchar por estar en ACB. Es verdad que la liga es difícil, pero hay que hacerlo partido a partido. Habrá momentos buenos y malos, pero debemos sacar el máximo de cada uno de ellos», explicaba el cinco, que aporta muchas más cosas de las que se le suelen pedir a un pívot. «Yo tengo algo más, que es asistir, dar juego al equipo, tengo tiro de media distancia y mejoro el de tres. Todo eso me ayuda a ser un jugador más completo», añade Guerra, quien sonríe al recordar su triple ganador en Coruña.

Le sorprende que Mallorca no haya estado nunca en ACB, «porque lo tiene todo», y espera Guerra que el equipo cumpla en la pista, pero también que la afición se una. «Son Moix va a ver un juego alegre, del que disfrutar, y esperamos que estén con nosotros en los momentos difíciles, pues nuestra afición es el sexto jugador», reclamaba el llamado a ser jugador franquicia del Iberojet Palma.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.