Estados Unidos no falla y gana el Mundial

|

Valorar:
preload
La jugadora de Australia, Alanna Smith (c), supera la defensa de las jugadoras estadounidenses, Elena Delle Donne (i) y Brittney Griner, durante la final de la Copa del Mundo de Baloncesto Femenino FIBA 2018 en el pabellón Santiago Martín Arena de Tenerife.

La jugadora de Australia, Alanna Smith (c), supera la defensa de las jugadoras estadounidenses, Elena Delle Donne (i) y Brittney Griner, durante la final de la Copa del Mundo de Baloncesto Femenino FIBA 2018 en el pabellón Santiago Martín Arena de Tenerife.

30-09-2018 | Cristóbal García

Australia56 -73 Estados Unidos

Australia (15+12+11+18): Talbot (4), Cambage (7), Allen (2), Ebzery (6) y George -equipo inicial-, O'Hea (6), Madgen (4), Smith (10), Bunton (5), Magbegor (6), Lavey (3) y Whitcomb (3).

Estados Unidos (20+15+26+12): Bird (6), Stewart (10), Taurasi (13), Charles (6) y Griner (15) -equipo inicial-, Loyd (9), Plum (2), Clarendon (2), Tuck (2), Wilson (2), Delle Donne (2) y Ogwumike (4).

Árbitros: Antonio Conde (ESP), Jung Yu (TWN) y Yohan Rosso (FRA). Sin eliminadas.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la final del Mundial de Tenerife 2018 disputado en el pabellón Santiago Martín de La Laguna (Tenerife) ante 3.715 espectadores. La Reina Leticia presidió el encuentro acompañada del ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, de la secretaria de Estado para el Deporte, María José Rienda, del presidente de FIBA Horacio Muratore y del presidente de las FEB, Jorge Garbajosa, entre otras personalidades autonómicas y locales.

Australia no volvió la cara al partido y trató de jugar de frente ante las estadounidenses, pero al no contar con el habitual bagaje anotador de Liz Cambage, que no estuvo muy afortunada en su enfrentamiento con la también jugadora de 2.03 metros americana Brittney Griner, poco pudo hacer.

Breanna Stewart y Diana Taurasi abrieron la final con sendos triples para poner a Estados Unidos ya por delante en el marcador, 0-6, desde el primer instante. Tina Charles se sumó al festival inicial y, con una canasta y dos tiros, redondeó el 0-10 que de salida le endosaron las estadounidenses a las australianas.

Cuatro minutos tardaron las oceánicas en anotar sus primeros puntos, por medio de Katie Ebzery, mientras que Liz Cambage le aguantaba el pulso a la americana Brittney Griner, anulándose ambas torres.

Australia, poco a poco, le fue tomando el pulso al partido, dejó la ansiedad a un lado y tuvo la valentía de jugarle de tú a tú a las norteamericanas, hasta el 15-20 con el que finalizó el primer cuarto.

Las vigentes campeonas del mundo apretaron un poco en defensa y las 'aussies' lo notaron de inmediato al aumentar su desventaja en el marcador, 19-26 (min.14). La baja producción ofensiva de Cambage, 4 puntos al descanso, lo notó y mucho su equipo.

Griner también anotó 4 puntos, pero las estadounidensas tienen puntos en muchas otras jugadoras, y Taurasi (10) y Stewart (8) se encargaron de llevar el peso anotador hasta el 27-35, con el que se llegó al descanso.

Las australianas intentaron todas las variantes ofensivas, correr, jugadas elaboradas para tiros liberados o entradas a canasta, pero ante una gran defensa siempre fue complicado llevarlas a cabo.

En la lucha por el rebote hubo paridad, con 27 para las oceánicas y 26 para las estadounidenses, pero el 1 de 12 en triples de las australianas pesó demasiado.

Tras el paso por vestuarios, Estados Unidos y Canadá prácticamente calcaron el inicio del partido, con un 0-9 para las primeras y las segundas tardando esta vez cinco minutos en anotar los primeros puntos, 29-44.

Cambage entró y salió del banco buscando su juego, mientras Griner fue anotando puntos ante la ausencia de la pívot australiana. También como en la primera mitad, las 'aussies' siguieron sin volver la cara al partido y aceptando todas las propuestas de sus rivales, aunque casi siempre salieran poco beneficiadas.

Al final del tercer cuarto, Estados Unidos ya dominaba con claridad por 38-61, tras un 11-26 de parcial.

Y en los últimos diez minutos, ambos entrenadores decidieron dar entrada a las segundas unidades y dejar descansar a las habituales. La final estaba decidida, y el título también.

Estados Unidos no falla y gana el Mundial

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.