El nuevo entrenador del Iberostar Palma, Félix Alonso, conversa con sus jugadores minutos antes del inicio de su primer entrenamiento al frente de la escuadra de LEB Oro de Ciutat. | Jaume Morey

2

Un partido con trampa, el más peligroso que podía imaginar el Iberostar Palma les espera como colofón a una semana de Navidad que costará olvidar en el club. La precipitada marcha de Xavi Sastre y el aterrizaje apenas hace unas horas de Félix Alonso, unido al tirón de orejas por parte del club a la plantilla, han agitado estas fechas en el seno de un equipo que llega inmerso en una mala dinámica de juego y resultados. Y en esas espera el colista, un Río Termal Ourense que visita Son Moix (20 horas) con un pobre balance de una victoria en quince partidos, pero reforzado en las últimas semanas y sabedor de que puede sacar partido de la crisis en la que se ha instalado el Iberostar Palma, que tocó fondo hace ocho días en Oviedo.

Tres derrotas consecutivas (Sammic, Coruña y Oviedo) han dejado a los mallorquines al borde del precipicio, pero especialmente preocupa la imagen y los números en defensa de un equipo que con la llegada de Félix Alonso debe pulir sus carencias para remontar el balance de 5-10 que supone todo un lastre en el camino hacia el playoff.

Es un partido de urgencias y necesidades para ambos equipos. El estreno de Félix Alonso en el banquillo del Iberostar Palma puede suponer un revulsivo en un partido que ha preparado durante la semana el entrenador ayudante y preparador físico, Ángel Colino.

El Ourense solo ha podido ganar en lo que llevamos de temporada al Araberri, siendo el tercer peor ataque de la LEB Oro (73’8 puntos de media) y la cuarta peor defensa (80’6 puntos recibidos por partido).
Eso sí, el equipo de Gonzalo García de Vitoria se ha reforzado en las últimas semanas y ha incorporado al pívot letón Davis Rozitis, y esta misma semana al alero hispano-venezolano Jhornan Zamora, que podría tener minutos hoy.

Reginald Johnsobn Jr. es la referencia anotadora del Ourense, que en la pintura, además del mencionado Rozitis, tiene a Ndoye, Trist o el experimentado Héctor Manzano como amenazas para los interiores del Iberostar Palma, que deberán apretar al máximo en defensa para frenar la amplia rotación de los gallegos, que intentarán aprovecharse del mal momento del cuadro mallorquín para cerrar el año con una victoria balsámica y que puede marcar tendencia, en especial en el capítulo anímico.

A una cita para el cierre de la primera vuelta, que despedirá el Iberostar Palma el domingo 7 de enero en Valladolid, la última aparición en Son Moix en el 2017 que agoniza se ha marcado en rojo en el vestuario del Iberostar Palma.
Las primeras muestras del sello que Félix Alonso quiere imprimir al cuadro palmesano empezarán a verse hoy, en un partido clave, una final en la que solo vale la victoria. Para ambos. Pero de manera especial para un Iberostar Palma que abre una nueva etapa y despide ocho días intensos que pueden haber marcado su singladura por la LEB Oro.