El alero Rudy Fernández durante el entrenamiento de la selección española de baloncesto, que prepara en Madrid el Europeo 2011 de Lituania que comienza el 31 de agosto. | Paco Campos

0

Tras superar unas molestias en el codo y en la espalda que han lastrado su preparación para el Eurobasket, Rudy Fernández encara el reto de marcar las diferencias en el juego exterior de la selección española. El mallorquín quiere aparcar su posible desembarco en el Real Madrid hasta que acabe la puja por el oro y el billete olímpico en tierras lituanas, donde apuesta por «la humildad» para guiar los pasos del grupo de Sergio Scariolo.
«Tenemos que ir con humildad como vamos siempre, pero los primeros partidos tenemos que coger sensaciones de competición y demostrar que la selección española va a tope ante cualquier rival», analiza el escolta balear en declaraciones a EFE desde la concentración de la selección.
El Eurobasket de Lituania será el cuarto certamen continental para Rudy Fernández después de haber competido en Belgrado'05, Madrid'07 y Polonia'09. El mallorquín ha coleccionado durante su experiencia una cuarta plaza, la medalla de plata hace cuatro años y el oro del pasado Campeonato de Europa en el que, además, fue incluido en el quinteto ideal.
Su condición de jugador NBA también contribuye a convertirle en uno de los pesos pesados de España, que parte como principal candidata al título. «Hay que ir poco a poco. Para ser campeón hay que ganar a todos, por eso hay que empezar con buen pie contra Polonia», señala el jugador de los Dallas Mavericks.
El combinado polaco se convierte hoy en el primer obstáculo de la selección española, que parte como favorito ante un adversario que sobre el papel se presume de segunda fila. Por Polonia tenemos todo el respeto. Para nosotros es un partido muy importante porque es el primero. Las expectativas son altas y las sensaciones positivas», advierte Rudy Fernández.


Nivel

El ex jugador de La Penya valora positivamente la preparación que ha desarrollado el equipo de Scariolo. «El hecho de que no hayamos tenido lesionados nos da un plus extra», señala. Precisamente él ha sido de los pocos jugadores de la convocatoria que se han mantenido entre algodones durante una fase de la gira. «Yo he tenido problemas de codo y de espalda pero ya estoy bien, con ganas de competir y aportar el máximo al equipo». «Llego en el mejor nivel posible aunque toquemos madera, porque el campeonato va a ser muy largo», añade.
Sergio Scariolo precisa de las mejores prestaciones de Rudy Fernández para completar su plan de juego, ya que el juego exterior no ha brillado especialmente en la preparación de las últimas semanas. Los hermanos Pau y Marc Gasol y el nacionalizado Serge Ibaka garantizan un gran rendimiento en la pintura, pero el mallorquín está llamado a liderar el juego de perímetro junto a Juan Carlos Navarro.
Real Madrid
El escolta mallorquín ha protagonizado en buena medida la actualidad de la selección por la posibilidad de que recale en el Real Madrid antes de enfundarse la camiseta de los Dallas Mavericks. El acuerdo entre ambas partes parece total, pero ni el club ni el jugador han hecho oficial un acuerdo que está llamado a ver la luz una vez que concluya el concurso del balear en el Eurobasket.
Sobre su futuro, el jugador formado en el Sant Josep prefirió ser cauto. «Ahora mismo estoy concentrado en el EuroBasket, no pienso en nada más», se limitó a asegurar.
El balón estará en el aire a partir de las 14.15 horas y por delante se situará un nuevo desafío para una selección que necesita estar en la final para conseguir la clasificación para los Juegos Olímpicos de Londres.