El ala pívot croata del Bizkaia Bilbao Basket Marko Banic (c) trata de superar la defensa de los jugadores del Power Electronics Valencia Robertas Javtokas (i) y Dusko Savanovic. | Efe

El Bizcaia Bilbao Basket dio ayer la sorpresa en el primer encuentro de la eliminatoria de cuartos de final que le enfrenta al Power Electronics Valencia en un encuentro en el que su agresividad tanto en ataque como en defensa le dio la victoria y con ella la ventaja en el factor pista.

El Real Madrid se apuntó ayer el primer partido de la serie, gracias al menorquín Sergio Llull y al dominio de los pívots blancos ante un digno y peleón Fuenlabrada. Llull volvió a ser el pilar de los locales. El escolta de Mahón (Menorca) tuvo que ser el que rompiera el choque en un gran segundo cuarto, al que los suyos habían llegado por debajo gracias al acierto de Kus y Valters. Finalizó el partido con 21 puntos para un total de 21 tantos de valoración.

Por otra, parte un triple del brasileño Marcelinho Huertas en el último minuto puso alas al triunfo del Caja Laboral ante el Gran Canaria 2014, por 86-82, en el primer enfrentamiento de la serie de cuartos de final que los vascos tienen ahora de cara.