El alero español de los Portland Trail Blazers, Rudy Fernández, conduce el balón durante el partido contra los San Antonio Spurs. | Portland Trail Blazers

0

Portland Trail Blazers 98

San Antonio Spurs 96


Portland Trail Blazers (24+23+26+25)
: Miller (21), Matthews (15), Aldridge (14), Wallace (14), Batum (21) -cinco inicial-, Camby (-), Roy (6) y Fernández (7).

San Antonio Spurs (28+21+21+26): Parker (15), Ginóbili (21), McDyess (4), Jefferson (11), Splitter (11) -cinco inicial-, Bonner (8), Novak (-), Hill (9), Neal (9) y Blair (8).

Àrbitros: Ron Garretson, Mark Lindsay y Pat Fraher. No señalaron faltas técnicas. No hubo eliminados por personales.


El alero francés Nicolas Batum guardó su inspiración ofensiva para los últimos 32 segundos del partido en los que anotó tres puntos, que junto a dos pérdidas de balón de los Spurs de San Antonio iban a permitir a los su equipo de los Trail Blazers de Portland ganar por 98-96.

Los Spurs (57-15), que perdieron el segundo partido consecutivo, tenían una ventaja parcial de 96-92 con 32 segundos por jugarse y la posesión, pero dos pérdidas de balón iban a cambiar el resultado final.

Batum, que lideró el ataque de los Trail Blazers, al conseguir 21 puntos, primero anotó los dos tiros de personal con un segundo por jugarse para empatar a 96-96, tras una pérdida de balón del escolta argentino Manu Ginóbili.

El pívot canadiense Matt Bonner puso un tapón a la penetración del escolta Wesley Matthews, pero ahí estaba Batum para capturar el rebote ofensivo y forzar la personal.

Cuando los Spurs tuvieron de nuevo la posesión de balón y la opción a la última jugada con un segundo, el alero Steve Novak dio un mal pase en el saque lateral a Ginóbili, sin que este pudiese tocar el esférico que se fue fuera.

La posesión fue para los Trail Blazers y de nuevo el base Andre Miller, que fue el que comenzó la remontada final cuando hizo el primer robo al base francés Tony Parker para poner el parcial en 94-96, iba a completar su gran noche con un pase perfecto sobre la canasta de los Spurs al que llegó Batum para anotar.

El delirio de los seguidores de los Trail Blazers y jugadores del equipo de Portland estaba más que justificado ante la victoria "milagro-regalo" que habían conseguido.

No así el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, que se mostró "enfurecido" por la manera tan "inconcebible" como habían perdido el partido.

"Esto es algo que no puede permitirse un equipo que aspira a luchar por el título de liga", comentó Popovich. "Habíamos estado en control del partido a pesar de las perdidas de balón, pero las tres últimas fueron realmente ridículas".

Miller aportó 21 puntos y ocho asistencias, mientras que el alero Gerald Wallace y el ala-pívot LaMarcus Aldridge añadieron 14 tantos cada uno, además de 10 y ocho rebotes, respectivamente.

Matthews con 15 puntos fue el quinto titular de los Trail Blazers que tuvo dobles dígitos para que su equipo ganasen el sexto partido consecutivo en el Rose Garden y también el sexto seguido en los enfrentamientos ante los Spurs como locales.

El escolta español Rudy Fernández jugó 20 minutos para aportar siete puntos después de anotar 3 de 8 tiros de campo, incluidos un triple en seis intentos, y capturó un rebote.

Por los Spurs, que en el cuarto periodo llegaron a tener hasta 10 puntos de ventaja, el máximo encestador volvió a ser Ginóbili, que consiguió 21 puntos, incluido el triple con 1:21 minutos para el final que iba a darle al equipo de San Antonio la ventaja parcial de 90-96.

Ginóbili jugó 34 minutos para anotar 8 de 15 tiros de campo, incluidos 4 de 8 triples, y 1-2 desde la línea de personal, repartió siete asistencias, capturó tres rebotes, recuperó un balón, pero tuvo cinco perdidas, las dos últimas decisivas.

Parker, que perdió nada menos que ocho balones, se quedó con 15 puntos para ser el segundo máximo encestador de los Spurs, que tuvieron la buena noticia de ver como el ala-pívot novato, el brasileño Tiago Splitter comienza a mostrar su adaptación al juego del equipo y de la NBA y aportó 11 puntos y siete rebotes.

Splitter, que volvió a salir de titular en el puesto de Duncan, jugó 23 minutos para anotar 5 de 5 tiros de campo y 1-2 desde la línea de personal, capturó siete rebotes, dio una asistencia, recuperó un balón y no tuvo ninguna perdida junto con Bonner y el pívot DeJuan Blair.