Los jugadores del Atlético Baleares celebran un gol esta temporada en el Estadi Balear. | ATB

En el Collao, donde es religión la frase «tener más moral que el Alcoyano», examina este domingo (12:00/IB3 TV) su estado anímico el Atlético Baleares. Tras caer en casa ante el Logroñés bajo el sonido de viento de las gradas del Estadi Balear y dar con sus huesos en las posiciones de descenso, el conjunto blanquiazul lanza un pulso al líder dispuesto a dejar atrás su momento más bajo.

Hay dudas sobre el origen de aquello de tener más moral que el Alcoyano. Unas teorías apuntan a una eliminatoria de Copa en la que los jugadores del conjunto alicantino protestaron al colegiado que señalara el final antes de tiempo pese a estar muy por debajo en el marcador y otras señalan a otro encuentro en el que seguían animándose pese a ir perdiendo 13-0. Sea como sea la frase es la esencia de los inquilinos de El Collao y la que tendría que aplicarse el ATB para superar el socavón en el que está hundido tras cinco jornadas sin conocer la victoria.

Precisamente el partido supondrá un cruce de trayectorias opuestas. Mientras el Atlético Baleares aún no ha ganado y encadena dos derrotas consecutivas que han disparado las dudas, el Alcoyano domina la competición con trece puntos de 15 posibles. También enfrentará dos estilos, ya que los locales tienen una apuesta clara por el juego directo y los centros desde la banda, mientras que los balearicos abogan por dominar desde la posesión, aunque por el momento tampoco no han logrado materializar una idea que sólo ha sido esbozada en la pizarra.

Noticias relacionadas

Sin lugar a dudas se trata de un desafío de altura para el ATB, que necesita completar un encuentro con más regularidad en el juego tras haber competido por rachas y haber visto como los rivales castigaban ciertos momentos de desconexión que acabaron por costarles muy caros. Los blanquiazules tendrán que elevar sus prestaciones atrás después de cuatro jornadas consecutivas encajando. Las condiciones del campo, con unas dimensiones algo más reducidas, las exprime el Alcoyano para crear peligro y el ATB tendrá que extremar la concentración y la contundencia tanto en su área como en la rival.

Sin embargo, para disfrutar de ocasiones también hace falta que carbure una sala de máquinas en la que Jordi Roger echará de menos a uno de sus hombres más creativos, Lucas de Vega, que estará de baja entre tres y cuatro semanas, y al capitán Canario, que cumplirá el partido de castigo por su expulsión ante el Logroñés. El parte de bajas del Atlètic lo completa el lateral izquierdo Jesús Álvaro, mientras que las dudas vuelven a sobrevolar tanto en la portería como en el dibujo por el que apostará el ATB.

El Alcoyano, pese a las dificultades económicas que trata de superar en los despachos, tiene las ideas claras en el césped, donde la batuta de Vicente Parras, que recupera a Moyita, ya lleva un tiempo instalada y va camino de reportarle réditos en un curso con un inicio de temporada casi perfecto.