Imagen del partido.

Baleares Baleares 1

Logroñés Logroñés 2

Primera División RFEF - Grupo 2 | Jornada 5 | 25/09/2022 12:00 | Final

El Atlètic Balears sigue en caída libre, hundido y sin saber lo que es ganar tras cinco jornadas. Esta vez, y de nuevo en el Estadi, fue la Unión Deportiva Logroñés la que sacó petróleo de la grave crisis de juego y resultados del equipo de un Jordi Roger ya más que cuestionado y cuya salida reclamó la grada tras consumarse la segunda derrota de la temporada (1-2). Tres puntos de quince posibles y aposentado en la zona baja de la tabla. Ese es el panorama de un ATB al que, al igual que a su técnico, se le agota el crédito.

Y eso que se vio a un ATB incisivo desde el arranque, intentando deshacer el muro defensivo riojano. Y no tardó en hacerlo el equipo de Jordi Roger, que encontró en Dioni en una acción que parecía perdida para, a la media vuelta, conectar un disparo imparable para Serantes y poner por delante a los blanquiazules en el marcador cuando apenas se habían disputado seis minutos de partido (1-0). Era la recompensa a un arranque contundente de los locales.

Pero no tardó en reaccionar la UD Logroñés, de la mano de un viejo conocido como Vinicius Tanque, que apenas tres minutos después tuvo una opción clarísima para igualar el duelo, pero el brasileño envió fuera un balón franco en el área y permitió respirar a un Atlètic que, desde ese momento, cogió las manijas del juego, aunque son lograr meter balonces claros por las bandas al área. Canario y Dioni se mostraban activos y representaban el ímpetu de un ATB que reclamó unas manos fuera del área del meta visitante, Serantes, en un balón suelto por el que peleó con Dioni (m. 23).

Llegaron entonces los peores momentos de los blanquiazules. Un bache que no tuvo consecuencias en el marcador, pero dejó dos notables errores atrás que, primero Keita y después Doncel, no aprovecharon para intentar igualar el marcador en el Estadi, en el que reaparecían las dudas.

Reaccionó rápido el ATB y Serantes, con una mano prodigiosa, evitó que Pastrana ampliara la brecha en favor de los de Jordi Roger a la media hora de juego. También lo probó Pastrana intentando sorprender desde el córner y con una propuesta de 'gol olímpico', pero de nuevo Serantes apareció para despejar de puños. Canario y, de nuevo un Pastrana venido a más, contaron con dos nuevas ocasiones que no concretaron, en pleno control del juego de un Atlètic Baleares que tuvo que aplicarse atrás en los minutos finales del primer acto.

Porque la Unión Deportiva Logroñés despertó de su letargo. Más allá de acciones puntuales, recupeŕó el balón, y en uno de esos lances, apareció Josep para birlarle el balón a Zourdine en el área pequeña cuando se disponía a acribillar a René Roman (m. 44). Con ese susto se alcanzó el ecuador de un duelo abierto, pero en el que el ATB mostró que no quería repetir anteriores apariciones ante su hinchada.

Regresaron al verde espesos ambos equipos, con la UD Logroñés focalizando todo su juego ofensivo sobre Vinicius Tanque y el ATB pidiendo penalti sobre Dioni. Movió el banquillo Albert Aguilà y los riojanos ganaron metros. Incluso Campins hizo lucirse a René Román recién incorporado (m. 61). Se defendía como podía el equipo de Roger, pero se veía venir el desastre.

En poco más de un minuto fatal, la UD Logroñés le dio la vuelta al marcador, aprovechando la endeblez y falta de ideas de los blanquiazules. Primero, en un córner en el que el balón se movió con alegría por el área pequeña, hasta que David Fernández lo conectó para enviarlo al fondo de la red ante la deseperación del ATB (1-1, m. 69).

Sin haber podido digerir el golpe, Carlos Doncel aprovechaba la pasividad defensiva local para prepararse el balón y colocarlo con una rosca perfecta lejos del alcance de René Román para confirmar la remontada riojana (1-2, m. 71). Estallaba entonces la grada contra Roger y los nervios atenazaban al ATB. La expulsión -doble amarilla- de Canario y la salida de Vinicius Tanque del campo agitaron más los ánimos.

Quería, pero no sabía y no podía con diez el Atlètic Baleares, viendo correr el tiempo en su contra y con un 1-2 que escocía demasiado. Sin ideas, fuera de sí y atascado arriba, el equipo de Roger hizo de los minutos finales una agonía y una penitencia para los aficionados, que pedían ya la cabeza del técnico a la par que abandonaban decepcionados el Estadi, escenario de una nueva decepción en un arranque de temporada para olvidar.

1 Atlètic Baleares: René Román, Olaortua, Josep, Alfonso (Carlos Ramos), Kaxe (Uzo), Canario, Pastrana (Miguelete), Kevin Sibille (Hugo Rodríguez), Dioni, Lucas de Vega y David Forniés.

2 UD Logroñes: Serantes, Kortazar (Arregi), Simón Lecea (Menudo), Doncel (Miki Codina), Jaime Sierra, Vinicius Tanque (Claudio Mendes), Zourdine, Markel, Iñaki, David Fernández y Keita (Campins).

Árbitro: Gerard Brull, del comité catalán. Mostró cartulina amarilla a Kortazar, Dioni, Markel, David Forniés, Josep, Serantes, Claudio Mendes y Keita. Expulsó por doble amonestación a Canario (m. 77).

Goles: 1-0, Dioni. m. 6. 1-1, David Fernández, m. 69. 1-2, Doncel, m. 71.

Incidencias: Estadi Balear, quinta jornada de la Primera Federación. Unos 1.500 espectadores.