Xavi Calm, durante un entrenamiento del Atlético Baleares. | ATB

2

Xavi Calm ya no es entrenador del Atlético Baleares. La derrota ante la Balompédica Linense (1-0) y una preocupante dinámica en una semana negra para el club blanquiazul, en la que ha sumado apenas un punto de nueve posibles, complicándole sus opciones de pelear por el ascenso directo a la Segunda División, han colmado la paciencia de la propiedad y la dirección deportiva del club de la Vía de Cintura, que este lunes ha anunciado el cese del preparador, que deja al equipo cuarto en la tabla, con 40 puntos en su casillero y a la espera de medirse a tres rivales directos: Alcoyano, Albacete y Andorra. Entre los nombres que se manejan para ocupar el puesto que deja vacante Calm está el de Eloy Jiménez, quien fuera entrenador del Lugo, Fuenlabrada, Mérida, UCAM Murcia, La Roda, Conquense o Hellín, además de jugador de Elche, Levante, Las Palmas, Castellón, Yeclano o Córdoba.

El propio Calm se ha despedido este lunes de la plantilla y su ayudante, Joan Vich, ha dirigido un entrenamiento de recuperación. El equipo tendrá libre este martes y el club que preside Ingo Volckmann ya trabaja en la incorporación de un sustituto que anunciará a lo largo de las próximas horas, con Eloy Jiménez como uno de los mejor posicionados. Pese a que contaba con el respaldo del vestuario, los resultados del equipo a lo largo de las últimas jornadas han pasado factura a Calm, que apenas ha ocupado durante un año el banquillo del Estadi Balear.

El preparador catalán ocupaba el cargo desde el mes de marzo de 2021, cuando siendo segundo entrenador, pasó a desempeñar las funciones de primer técnico tras la destitución de Jordi Roger, con quien llegó a la Isla en verano de 2020. Calm asumió la dirección técnica del ATB, contando con Joan Vich como segundo entrenador, logrando seis victorias, un empate y apenas una derrota en la última jornada cuando el equipo no se jugaba ya nada, logrando una meritoria clasificación para la Primera RFEF, un objetivo que se había complicado en exceso para el Atlético Baleares tras un primer tramo complicado.

Noticias relacionadas

Calm será recordado como el entrenador con el que el Atlético Baleares llegó más lejos en la Copa del Rey a lo largo de su dilatada historia. Hasta los octavos de final jugó esta temporada el cuadro blanquiazul a sus órdenes, eliminando a dos equipos de la Primera División, Getafe -goleado por 5-0- y Celta de Vigo (2-1), que cayeron en su paso por el Estadi Balear, donde el Valencia de José Bordalàs les eliminó con gran sufrimiento y por un ajustado 0-1.

A lo largo de estos casi doce meses al frente del Atlético Baleares, Xavi Calm ha dirigido al conjunto de la Vía de Cintura en un total de 33 partidos, con un balance de 17 victorias, 8 empates y otras 8 derrotas. «La mala dinámica de los últimos partidos, ha hecho que el club apueste por un cambio en el banquillo para volver a luchar por la parte más alta de la tabla», refiere el comunicado oficial de la SAD balear, que agradece «enormemente el esfuerzo, el trabajo y la profesionalidad de Xavi Calm y de Joan Vich, en este año natural al frente del primer equipo, deseando especialmente mucha suerte a Calm».

Y es que Joan Vich, quien hasta ahora desempeñaba las funciones de segundo entrenador del primer equipo blanquiazul, seguirá ligado a la entidad, retomando desde este momento y de manera exclusiva sus anteriores funciones como director del fútbol base de la entidad, una labor que compaginaba hasta el momento con su cargo dentro del primer equipo, destacando la buena campaña que está firmando hasta el momento el conjunto de la categoría juvenil, que esta campaña ha regresado a la División de Honor.