El técnico del ATB, Xavi Calm, resaltó el potencial ofensivo de su próximo rival, el Real Madrid Castilla, y señaló que su equipo deberá extremar la precaución en tareas defensivas. M.A. BORRÀS | M.A.BORRÀS

1

Ser contundentes en las áreas es la premisa con la que el Atlético Baleares encara su visita de este domingo (12:00) al Real Madrid Castilla en un partido «complicado» en el que los blanquiazules pretenden dar continuidad a la buena dinámica de juego y resultados con las que han arrancado la temporada. Así lo explicó ayer en rueda de prensa el técnico de los balearicos, Xavi Calm, que apuntó que los suyos tendrán que extremar la «concentración» para contener a un rival especialmente peligroso «en el último tercio de campo».

«Creo que el partido está en las áreas, tenemos que ser contundentes en las dos, sobre todo en la suya, y tenemos que intentar llegar el máximo posible a las inmediacione de su portería porque puede que sea donde ellos sufran un poco más», analizó el preparador catalán sobre las claves que rodean el compromiso de la sexta jornada en el grupo 2 de la Primera División RFEF que llevará al ATBa retar al filial madridista en Valdebebas, donde cuenta sus dos partidos por victorias hasta el momento.

El entrenador blanquiazul pretende que su equipo sea capaz de imponer su estilo y ganar la pelea por la posesión a un rival que les llevará al límite en defensa. «Esperamos un partido complicado seguro, un partido en el que el equipo local está muy fuerte en su casa, dominan muchas fases y muchos aspectos del juego y nos harán estar muy bien, muy concentrados durante todo el partido. Creo que ellos son muy determinantes en el último tercio de campo, tenemos que intentar que no pasen esas situaciones, que no estén cómodos y en cambio, que se puedan dar las que a nosotros nos gustan», argumentó.

Trayectoria

Xavi Calm se mostró satisfecho con las prestaciones exhibidas por el equipo y apuntó al objetivo de alargar la dinámica positiva el mayor tiempo posible. «Cuando tienes malas dinámicas quieres romperlas y cuando tienes buenas no quieres que se acaben. Nosotros vamos allí, no pensando en no perder, sino pensando en los tres puntos que están en juego, y no perder, como cada partido», señaló dejando claro que «no hay otro objetivo que volver con los tres puntos». «Tenemos que seguir intentando alargar la dinámica positiva y cuando nos venga una negativa, estar todos juntos para poder cambiarla lo más rápido posible, pero creo que es un año para estar todos juntos y tener un equipo muy sólido, porque lo que es la calidad del equipo y los jugadores es muy parecida. En alguna cosa tienes que ser mejor y ser mejor en colectivo no es tan difícil, se trata de que todo el mundo vaya en la misma línea», añadió.

Igualdad

Los primeros capítulos del curso    han servido para evaluar la igualdad y la complejidad de la Primera División RFEF, que depara choques complejos cada fin de semana. «Estamos al principio todavía, lo que está claro es que todos los partidos son igual de complicados, los rivales son increíbles y tendrá ventaja el equipo que sepa gestionar mejor los momentos», apuntó.

Después de criticar el horario de las 12 por el fuerte calor en los últimos partidos en el Estadi Balear, Xavi Calm matizó la polémica. «Jugaremos a la hora que nos digan». «El mensaje fue porque creemos que no son las mejores condiciones para jugar, cuando en otras ciudades hace más frío y se juega por la noche o la tarde y aquí se tiene que jugar por la mañana. Creemos que las condiciones para que el partido sea lo más bonito posible no se dan, pero jugaremos a la hora que nos digan sin problema», dijo.