El capitán del ATB, Canario, intenta controlar un balón. | M.A. BORRÀS

0

En plenos Pirineos el Atlético Balares afronta un nuevo desafío para intentar seguir instalado en la cima. Los blanquiazules visitan este sábado (17:00) a otro de los aspirantes a situarse en lo más alto como el Andorra, que calibra el buen arranque de la expedición de Xavi Calm y la progresión experimentada tras superar con nota las primeras rampas.

Los balearicos encaran la cuarta jornada tras dos partidos consecutivos como locales, mientras que el Andorra lo hace después de dos jornadas seguidas jugando lejos de su centro de operaciones habitual. Con un botín de cuatro puntos tras una victoria ante el Albacete y su último empate frente al Villarreal B, el ATBquiere lograr su segunda victoria lejos de su feudo después del triunfo en la jornada inaugural ante el Cornellà y presentar sus credenciales ante un rival que llega al choque tras empatar ante el Algeciras (2-2) y perder contra el Albacete (1-0) el pasado fin de semana.

El técnico blanquiazul, Xavi Calm, tiene la oportunidad de dar continuidad al once que ha alineado en el tramo inicial del curso, ya que las dos bajas que sufre la expedición no afectan a los hombres en los que ha venido confiando en los primeros encuentros del campeonato. A la ausencia de Josep Jaume, que estará entre dos y tres meses de baja, se une la del centrocampista Miguel Ángel Cordero, mientras que sí se ha recuperado el defensa Pedro Orfila.

Adaptación

Al potencial del rival, que está diseñado para estar arriba, y a su necesidad de reencontrarse con la victoria tras dos jornadas sin sumar los tres puntos se une otra dificultad añadida para los intereses blanquiazules como es un terreno de juego de césped artificial. Los de Calm se ejercitaron ayer en Son Malferit para adaptarse a la superficie y cuentan con el precedente positivo de haber salido airosos (0-2) de Cornellà sobre un campo sintético.

En cualquier caso, el principal problema del ATB será tratar de contener el caudal ofensivo de un equipo que ataca bien y tiene mucha calidad arriba pese a que la eficacia de cara a la portería rival no ha sido precisamente su principal fortaleza. La prioridad de los balearicos será imponer su estilo y no jugar a expensas del conjunto que dirige Éder Sarabia, el que fuera segundo de Quique Setién y que ahora imprime al conjunto andorrano la misma propuesta de su mentor de juego de toque y presión alta.

Sarabia, que asume su gran reto como primer entrenador tras llegar al equipo el pasado mes de enero, no puede contar hoy con Marc Aguado y Marc Pedraza -hijo del que fuera técnico del ATBen su último ascenso a Segunda División B, Ángel Pedraza-, mientras que en su plantilla cuenta con viejos conocidos de la afición isleña como los exmallorquinistas Adrià Vilanova -hijo del que fuera técnico del Barça, Tito Vilanova-, Martí Riverola y Marc Fernández o el mallorquín Rubén Bover.           

Alineaciones probables:

Andorra: Ratti, Roger Riera, Héctor, Riverola, Enri, Molina, Morer, Zourdine, David Martín, Diego González y Martí Vilà.

ATB: René, Ferrone, Olaortua, Carlos Delgado, Jesús Álvaro, Petcoff, Alfonso, Canario, Hugo Rodríguez, Dioni y Vinicius.