El defensa Iñaki Olartua y el delantero Manel Martínez, junto al director deportivo del Atlètic Baleares, Patrick Messow, tras firmar sus acuerdos de renovación en mediodía en las instalaciones de Gomila Gost, uno de los patrocinadores del club. | M. À. Cañellas

1

El Atlètic Baleares quiere aprovechar el oleaje de la segunda fase de la temporada para seguir creciendo en su nuevo proyecto. La entidad de la Vía de Cintura, que a falta de una jornada ya ha asegurado su presencia en la nueva Primera RFEF que echará a andar la temporada que viene, apuesta por conservar la base de un grupo de un grupo que ha funcionado especialmente bien durante el segundo ciclo de la competición y por esculpir en torno a ella el nuevo bloque. Es el caso del defensa Iñaki Olaortua y del delantero Manel Martínez, que siguiendo los pasos de Canario —a finales del mes pasado firmó un nuevo contrato hasta 2023— ya han sellado su continuidad como blanquiazules para el curso que viene.

«Todavía no sabemos cómo será esa categoría, pero tenemos mucha ilusión y ganas para intentar ascender a Segunda División», destacaba Olartua fijando ya el objetivo de cara al próximo curso. Una meta que comparte con Manel, que recaló en la plantilla en el mercado de invierno y desde entonces ha jugado trece partidos y ha marcado cuatro goles.

El director deportivo del ATB, Patrick Messow, espera que las ampliaciones de Olartua y Manel no sean las últimas. «Estamos en conversaciones y esperamos poder seguir comunicando más renovaciones en las próximas semanas», asegura. «Es la primera vez en mucho tiempo que acabamos tan pronto y podemos empezar a hablar. Ahora los chicos tienen la cabeza libre y podemos negociar», añadía el dirigente blanquiazul.