Óscar Gil, en una imagen captada durante un entrenamiento del Racing de Santander. | Racing de Santander

Los movimientos en las oficinas del Atlético Baleares son frenéticos en los días previos a recibir al Rayo Majadahonda (12 horas, Estadi Balear). Y es que el club ha cerrado la renovación de Canario, que en la recta final de la recuperación de su grave lesión recibe la buena noticia en forma de confianza por parte del club blanquiazul, que dejó ver en las redes que la operación ha llegado a buen puerto.

Noticias relacionadas

Además, Manix Mandiola contará con un nuevo efectivo para encarar la segunda vuelta. Y es que Óscar Gil es nuevo jugador balearico, toda vez que la entidad que preside Ingo Volckmann ha llegado a un acuerdo para que el Racing de Santander ceda al defensa hasta el 30 de junio. Titular indiscutible con el equipo santanderino la temporada pasada, Gil llega para reforzar la zona central de la zaga y también ha jugado de pivote defensivo en su trayectoria. Formado en Lezama, ha jugado en el filial del Athletic Club, tanto en Segunda B como en Segunda. Acumula 99 partidos en la categoría de bronce y 52 en Segunda División.

El jugador llegará a Palma el jueves por la mañana y será sometido a la pertinente revisión médica en la Mallorca Sport Medicine de Hospital Sant Joan de Déu. Óscar Gil convierte así en el segundo refuerzo del mercado de invierno tras Samuel Shashoua.