Guillem Vallori pelea por el balón con Moha Traoré, jugador del Melilla, en el partido disputado este domingo en el estadio Álvarez Claro. | @atleticbalears

43

Como hizo en su primer intento por dar el gran salto, el Atlético Baleares lo vuelve a dejar todo suspendido hasta el partido de vuelta. Son Malferit decidirá el futuro en la fase de ascenso a Segunda División del equipo blanquiazul, que este domingo ha empatado en el estadio Álvarez Claro de Melilla un partido tan intenso como falto de fútbol. Apoyados sobre su entramado defensivo y mantiendo otra vez la puerta sellada, los de Manix Mandiola se mantenían en pie frente a un rival que, pese a tener el balón la mayor parte del tiempo, nunca ha encontrado la manera de hacerle daño (0-0).

El ATB está en el mismo punto que hace dos semanas. Ha cambiado de enemigo y tiene por delante un camino más largo, pero ha vuelto a consumir la primera mitad de la eliminatoria con la espalda a cubierto después de concederle al orden defensivo una importancia capital dentro su decálogo. Sin Samuel Shashoua, que se quedaba en el banquillo sin participar, y con Hugo Díaz en el once, el conjunto mallorquín completaba un primer tiempo muy serio en el que el Melilla apenas le ha incomodado más allá de algúna acción puntual de Moha Traoré, el mejor futbolista local sobre el terreno de juego. Un centro suyo sin destinatario y una mala salida de Carl que intentaba aprovechar Ruano advertían al cuadro visitante, que en cualquier caso llegaba muy entero al descanso.

En la segunda mitad el Melilla intentaba avanzar terreno y aunque no ha hallado ningún agujero en la zaga desde el que progresar, sí que ha asumido el gobierno del encuentro a la caza de un gol que le permitiera afrontar la vuelta con otro semblante. Menudo, con jugada personal en la que intentaba sorprender por bajo a Carl abría la mejor fase de juego para los de la ciudad autonóma, sin veneno en los metros finales.

Manix intentaba recomponer a su equipo con los cambios, sobre todo cuando más apretaba el Melilla, aunque el equipo del técnico eibarrés calcaba el guión de El Sardinero y apenas elaboraba en ataque. Por el bando local la salida de Moha le restaba de potencia a su juego, aunque tanto Ruano como Igor Martínez, ya en los minutos finales, daban un paso adelante.

Al final, ni uno ni otro rompían el equilibrio. Una igualdad que volverá a ponerse a prueba en Son Malferit.

Ficha técnica:

0 - Melilla: Dani Barrio, Pepe Romero, Jilmar, Richi, Chakla, Alfonso, Moha Traoré (Héber, m.66), Otegui, Óscar García, Menudo y Ruano (Igor Martínez, m.84).

0 - Atlético Baleares: Carl, Peris, Villapalos, Vallori, Rubén, Rovirola, Fullana, Pedro Ortiz, Canario (Rodri, m.81), Hugo Díaz (Álvaro Vega, m.73) y Nuha (Marcos Jiménez de la Espada, m.66).

Noticias relacionadas

Árbitro: José Antonio Villalobos (Colegio andaluz). Amonestó a Chakla, Moha Traoré, Nuha y Álvaro Vega.