Una imagen del encuentro disputado en Lleida. | Atlético Baleares

34

Lleida: Pau Torres, Dalmau, Tano, Joan Oriol, Albistegui, Trilles, Cano (Noel Carbonell, min. 85), Calavera (Chemi, min. 62), Mousa (Artiles, min. 74), Pedro Martín y Juanto.

Atlético Baleares: Carl, Kike López (Expósito, min. 72), Vallori, Rubén, Guasp, Villapalos, Rovirola, Fullana (Nuha, min. 79), Canario, Samuel (Hugo Díaz, min. 57) y Marcos.

Árbitro: Monter Solans (Comité Aragonés). Ha amonestado a los jugadores del Lleida Calavera, Trilles y Joan Oriol y a los del ATB Marc Riverola, Canario y Hugo Díaz.

Goles: 0-1, Canario, min. 9; 1-1, Pedro Martín, min. 18; 1-2, Calavera, en propia puerta, min. 29; 2-2, Juanto, min. 42; 3-2, Juanto, min. 80.

El Atlético Baleares ha hincado la rodilla ante el líder, el Lleida, que ha hecho valer un gol de Juanto en el tramo final para completar su remontada en un partido vibrante y plagado de alternativas. Los balearicos se han puesto por delante en el marcador en dos ocasiones en la primera mitad gracias a los tantos de Canario y Calavera en propia meta, pero el acierto del conjunto catalán ha decidido y los isleños cierran el año con una derrota que en cualquier caso no les aparta de los puestos de playoff.

La posición de Alberto Villapalos por delante de la defensa ha sido la novedad en el once de Manix Mandiola, que ha querido fortalecer su centro del campo en detrimento de Nuha.

El ATB ha empezado bien plantado y pronto se ha procurado una buena ocasión en un lanzamiento de falta de Fullana. El buen arranque balearico ha encontrado su recompensa a los nueve de juego, cuando Kike López ha mandado un gran pase largo desde campo propio sobre la carrera de Canario, que ha sabido batir a Pau Torres desde el suelo mientras protegía el balón del rival.

La alegría y la ventaja visitantes ha resultado efímera, porque el Lleida ha reestablecido la igualdad en el 18. Mousa le ha ganado la carrera a Villapalos en la banda izquierda y su centro al área pequeña entre Carl y los centrales no ha llegado a desbaratarlo Rubén y el pichichi Pedro Martín ha logrado empujado el balón a la red.

El Lleida se ha hecho con el control territorial y del balón, pero los de Mandiola han exhibido sus argumentos a la contra y han golpeado en una buena acción por la banda derecha en la que Fullana ha peinado el centro de Canario y el disparo de primeras de Marcos lo ha desviado Calavera a su propia portería.

Los locales han acusado el revés y de nuevo a la contra el ATB ha tenido dos claras ocasiones para ampliar su ventaja. Primero Marcos ha rematado fuera el centro desde la derecha de Canario y poco después Trilles ha interceptado providencial el pase de Fulllana que se disponía a dejar solo al punta pollencí.

Con el Lleida sin demasiadas ideas para poner en aprietos a Carl, una acción a balón parado ha significado el empate en el minuto 42. La falta botada por Mousa a la espalda de la defensa la ha empalmado Juanto, que se le ha escapado a Villapalosa y al primer toque con el interior ha mandado el balón a la escuadra. Sin tiempo para más, los jugadores han enfilado el túnel de vestuarios con empate a dos tras un primer acto de alternativas.

En la reanudación, ha tenido el 2-3 en los primero compases el ATB en un saque de esquina en el que Rubén no ha encontrado portería tras la prolongación de Vallori.

Pese a la advertencia inicial, ha sido el Lleida el que ha pasado a gobernar el encuentro. Un disparo de Mousa desviado por un rival y un error de Carl que ha subsanado Rubén han sido los avisos más peligrosos de los locales hasta que ha empezado los movimientos en los banquillos.

Hugo Díaz, que ha sustituido a Samuel, se ha topado con el larguero en un disparo de falta desde la derecha en el minuto 70 que ha estado a punto de sorprender a Pau Torres.
Justo cuando Mandiola ha apostado por el ataque con la entrada de Nuha por Fullana, el ATB ha encajado el 3-2. Pedro Martín ha filtrado un gran pase a Juanto Ortuño que ha definido con maestría picando el balón ante la salida de Carl.

Los visitantes han tratado de poner cerco al área rival, pero el Lleida se ha defendido con orden y oficio para confirmar su remontada y asegurar su continuidad en la cima de la clasificación antes de las vacaciones.