Los jugadores del Atlètic Balears celebran con su público el gol de Rubén Jurado que les ha dado la victória en la final de la Copa Federación. | T. Ayuga

22

Atlètic Balears 1-0 Rayo Majadahonda

Atlètic Balears: Vicenç, Vich , Prieto , Esteban , Guasp , Malik , Fullana , Casares , Kike López , Xisco, Rubén Jurado.Cambios: Thilo por Xisco (min. 46), Manu por Prieto (m. 53) y Juanjo (s.c.) por Casares (m. 90).

Rayo Majadafonda: Miguel Ángel , Javi Lorente , De Pedro , Oliva , Iñaki , Fabri , Rubén , Rubén Blanco, Joao, Kike Vázquez, Portilla. Cambios: Jorge Félix por Rubén Blanco (m. 64), Toni por Kike V. (m. 78) y Borja (s.c.) por Iñaki (m. 86).

Arbitro: Gordillo Aguilar (comité balear). Amonestó con cartulina amarilla a los jugadores del Atlètic Balears Vicenç y a los del Rayo Majadahonda Oliva, Iñaki y Kike Vázquez.

Gol. 1-0 min. 27: Rubén Jurado.
Incidencias: Lleno en Son Malferit. La gran afluencia obligó a cerrar las puertas del recinto.

En las vitrinas del Atlètic Balears ya luce su primera Copa Federación. Un nuevo título nacional da brillo al historial blanquiazul tras su victoria (1-0) sobre el Rayo Majadahonda en Son Malferit, donde un gol de Rubén Jurado materializó la superioridad del equipo de Christian Ziege y brindó a su afición un trofeo que minimiza el sinsabor de decir adiós a los playoffs de ascenso con antelación.

El 2-2 del encuentro de ida, una puesta en escena sobria y la escasez de recursos de los madrileños allanaron el camino del Atlètic Balears para completar el largo recorrido que representa una conquista de la Copa Federación que se encargó de entregar a Esteban el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar.

Solo un disparo de Portilla que desbarató Vicenç en el minuto 12 inquietó en la primera mitad al Atlètic, que impuso su patrón de juego, aunque con cierta irregularidad. Los locales tuvieron el balón y las acciones de gol más claras apoyados en su calidad ofensiva y el control del centro del campo que ejercieron Malik y Fullana.

El golpe definitivo a la final lo asestó Rubén Jurado en el minuto 27, cuando empujó a la red un centro-chut de Joan Vich desde el flanco diestro que desataba la euforia de una grada que se metió de lleno en el partido desde el inicio.
El Rayo Majadahonda desperdició una opción franca de Joao tras un desajuste antes de que Malik pudiera asestarle la puntilla con un disparo al palo. Fue la última ocasión de peligro del primer acto.

El paso por la caseta dejó la mala noticia de los problemas físicos de Xisco Hernández que obligaron a Ziege a dar entrada a Thilo. El encuentro amenazaba con torcerse con una nueva lesión que dejaba fuera de combate a David Prieto a los 7 minutos de la reanudación.

Sin embargo, el Atlètic Balears no hizo concesiones y dispuso de tres buenas oportunidades para liquidar la contienda. Rubén Jurado con un taconazo que interceptó Miguel Ángel en el mano a mano (minuto 70) y de nuevo una buena intervención del meta visitante (minuto 72) a un disparo de propio Jurado parecían el preludio del 2-0. Lo rozó también Thilo con un lanzamiento de falta que volvió a encontrarse con una mano salvadora de Miguel Ángel (minuto 75).
El colegiado no señaló un penalti por agarrón a Vich que enervó a los blanquiazules, pero los locales ya tenían medio título en el zurrón. El Atlètic le puso cloroformo al juego, que, además, se plagó de interrupciones. A los locales les interesaba que pasaran pocas cosas sobre el césped y el Rayo Majadahonda solo llevaría peligro a la portería de Vicenç en dos acciones a balón parado sin mayor incidencia.

El pitido final desató la fiesta sobre el césped y Esteban subió al palco para recibir un trofeo inédito en la historia del club. El capitán se reunió de inmediato con los suyos para realizar la foto de familia y brindar el trofeo a la afición en la vuelta de honor mientras el confeti sobrevolaba Son Malferit al son de We are the Champions.

La conquista alivia en cierta medida la no clasificación para las eliminatorias de ascenso, el objetivo fijado por el club. Los 90.000 euros de premio, la clasificación para la próxima fase nacional de la Copa Federación y, sobre todo, alzar un título nacional en casa son la recompensa al esfuerzo realizado por el club y el equipo. No en vano, los blanquiazules han tenido que superar al Mallorca B, Llosetense y Peña Deportiva en la fase regional y doblegar también a doble partido al Badalona, Lorca, Elche Ilicitano, Gimnástica Torrelavega y Rayo Majadahonda.

El ATB se ha convertido de esta manera en el cuarto conjunto mallorquín en conquistar la Copa Federación después de que lo hicieran el Platges de Calvià (1993-94), Mallorca B (1995-96) y Binissalem (2011-12).